Fraude en emisiones contaminantes de automóviles y tabaco

Temática general sobre el tabaco y el fumador pasivo.

Moderador: moderador

Fraude en emisiones contaminantes de automóviles y tabaco

Notapor Aquí_no_se_fuma » 24 Sep 2015, 02:35

Me pregunto si en la corrompida industria del tabaco y en los organismos que regulan las proporciones del alquitrán, de la nicotina y de tantos otros de los 2.000 productos nocivos que contiene nuestro enemigo el tabaco no habrán fraudes graves y flagrantes como los destapados en estos días en la industria automovilística.

¿Cómo es exactamente el proceso y regulación a la hora de indicar en un paquete de tabaco las proporciones del alquitrán y de la nicotina?
¿Nos estarán engañando también con esto?
¿Es una agencia europea quien controla esto? ¿O los productos vendidos en España pasan esos controles aquí?
Lo siento mucho pero yo así de buenas a primeras no me fío, y pienso que muy probablemente los niveles reales de porquería cancerígena son mayores de los que nos cuentan. :(
Aquí_no_se_fuma
 
Mensajes: 564
Registrado: 17 Feb 2011, 11:24
Ubicación: Narcoestado fumetero español

Re: Fraude en emisiones contaminantes de automóviles y tabac

Notapor Aquí_no_se_fuma » 25 Sep 2015, 02:51

http://www.eldiario.es/zonacritica/volk ... 66586.html

Tranquilos, el fraude de Volkswagen es una excepción, no es la norma. Que nadie corra a sospechar de la industria automovilística, ni de las empresas alemanas, ni de las multinacionales en general. Ni por supuesto del capitalismo globalizado versión 2.1. Es la excepción, no la norma.

La norma es que las empresas respetan la ley, no engañan, no defraudan. Y cuanto más grande la empresa, más respeto, menos engaño. La mayoría de multinacionales asume su “responsabilidad social corporativa”, y muestra su compromiso con la sociedad, el medio ambiente o la infancia mediante generosas donaciones y proyectos. La propia Volkswagen lo hace.

La norma es que el capitalismo respeta leyes y regulaciones, aunque poca falta hacen, ya que podría regularse solo, mediante la mano invisible del mercado. La norma es que la búsqueda del máximo beneficio a toda costa no necesariamente exige hacer trampas.

Ya sé, ya sé: abundan los ejemplos en contra de esta idea. Uno echa la vista atrás, solo a los últimos años, y encuentra infinidad de casos. Empresas que, como Volkswagen, hacen trampas, trucan productos, esquivan controles. Empresas que tienen doble contabilidad, hacen ingeniería fiscal, defraudan impuestos, evaden capitales, recurren a testaferros, tapaderas y paraísos. Empresas que estafan a sus clientes, a sus empleados, a sus compatriotas, a sus propios accionistas. Empresas que explotan a sus trabajadores, que cierran y dejan sin pagar nóminas atrasadas e indemnizaciones. Empresas que practican dumping laboral en países pobres, hasta con niños. Empresas que pagan sobornos, comisiones, tresporcientos; empresas que financian partidos y campañas electorales bajo cuerda, que untan a funcionarios, compran legisladores y jueces. Empresas que contaminan, destruyen recursos naturales e incluso lo hacen vestidas de verde. Empresas que manipulan mercados, pactan precios, se conchaban con sus competidores para crear oligopolios. Empresas que venden mierda, productos financieros tóxicos; empresas que alimentan burbujas, manipulan índices, suben y bajan artificialmente la Bolsa, se compinchan con auditores y calificadores. Empresas que al caer arrastran países, provocan rescates públicos, dejan ruina a su paso. Empresas que espían y roban a otras empresas. Por haber, hay hasta empresas que colaboran con dictadores, financian golpes de estado, pagan a sicarios contra sindicalistas o actúan como la mafia. O son la mafia.

Suena abrumador, pero háganme caso: son todo excepciones. No son la norma. No podemos pensar mal de las multinacionales solo porque se acumulen las informaciones negativas, de la misma forma que no podemos pensar mal del gran empresariado español solo porque el ex presidente de su patronal esté en la cárcel.

Yo mantengo intacta mi confianza en el sistema económico. Estoy seguro de que se pueden ganar 13.000 millones anuales de beneficio (los de Volkswagen el año pasado) sin romper nada, cumpliendo la ley, sin trampas. No creo que, como decía Balzac, detrás de toda gran fortuna hay un crimen.

Me niego a creer, como sostiene César Rendueles en Capitalismo canalla, que el capitalismo sea malo ya de nacimiento. Cuenta Rendueles que “el mercado generalizado es de origen canalla”, y no es una forma de hablar, es literal: los primeros mercaderes de la modernidad eran auténticos granujas. De acuerdo, puede ser. Pero no pensemos que tres siglos después el capitalismo sigue en manos de canallas, solo porque el presidente del mayor fabricante mundial de coches y máximo representante de una de las mayores potencias industriales sea un canalla.
Aquí_no_se_fuma
 
Mensajes: 564
Registrado: 17 Feb 2011, 11:24
Ubicación: Narcoestado fumetero español

Re: Fraude en emisiones contaminantes de automóviles y tabac

Notapor Aquí_no_se_fuma » 25 Sep 2015, 03:21

Si ante el escándalo de las emisiones fraudulentas ocultadas por VW ya las mismas autoridades reguladoras reconocen que sabían de la existencia de "un muerto escondido en el armario", como indica la noticia a continaución enlazada, ¿a qué esperan las asociaciones antitabaco de toda Europa para poner el foco de la sospecha en los controles que pasa la putrefacta industria del tabaco? :o

Caso Volkswagen: La UE admite tras el caso Volkswagen que los test de emisiones no son fiables desde 2007. Noticias de Empresas

Existe un gran agujero normativo que permitiría a la industria automovilística contaminar más de lo que realmente reconoce


El caso Volkswagen amenaza con provocar un terremoto en Europa de consecuencias imprevisibles. Y es que la UE no actualiza desde 2007 las normas sobre emisiones de gases contaminantes para los automóviles, al tiempo que muchos de sus funcionarios admiten que los test realizados durante estos años no son fiables. La falsificación masiva realizada en Estados Unidos por el gigante alemán en sus modelos diésel levanta todas las alarmas en una Europa vulnerable a este tipo de fraudes. No se cuenta con las herramientas necesarias para evitar uno similar.

Existe un gran agujero normativo que permitiría a la industria automovilística contaminar más de lo que realmente reconoce. Los test que se practican son en laboratorio y, por lo tanto, no reflejan los gases que realmente expulsa un motor en circunstancias normales. Una anomalía conocida desde hace años pero que nadie en Bruselas había podido o querido remediar.

“Hemos sido conscientes de esta discrepancia y por eso han comenzado los trabajos” para adaptar los test a condiciones de circulación real, declaraba Joanna Szychowska, alta funcionaria de la Comisión Europea, tras la llamada a consultas del Parlamento europeo.

Test de emisiones no fiables

La Comisión está desarrollando nuevas pruebas para los motores de los vehículos europeos. Los 'Real-Driving Tests' o test de conducción real sustituirán a las fallidas pruebas de laboratorio actuales, “que no dan las emisiones correctas y ofrecen mejores resultados que en la realidad”, señala una fuente del Comité de Medioambiente del Europarlamento. El objetivo es que en el futuro “se muestre la verdadera contaminación de una conducción diaria”.

Bruselas trabaja con la industria automovilística y los reguladores nacionales para conseguir unos resultados fiables en la emisión de gases. Szychowska, de la Dirección General de Crecimiento, reconoce públicamente que “al saber que los test de laboratorio no reflejan las emisiones reales, nos hemos embarcado [la Comisión] en un trabajo para asegurar que en próximos meses se contabilizan bien las emisiones de cualquier coche en la carretera”.

Con estas nuevas pruebas se endurecerían los estándares de emisión para la industria. Pero en los últimos ocho años los coches en Europa han contaminado más de lo anunciado oficialmente. “Han sido pruebas ideales para la industria del motor. Un coche se pone en un laboratorio en condiciones en las que nunca se conduciría en la vida real”, señalan a El Confidencial desde la oficina del europarlamentario Bas Eickhout.

En Estados Unidos también se realizan estas pruebas de laboratorio, no reales, similares a las europeas, e incluso en ese país “Volkswagen falsificó las pruebas, de manera intencionada, con chips y durante años. Una infracción realmente muy seria”, según este funcionario conocedor de la legislación comunitaria medioambiental.

¿Un escándalo mayor que en EEUU?

El ministro alemán de Transportes acaba de reconocer que parte de los 11 millones de coches trucados intencionadamente para ofrecer contaminaciones más bajas sí circulan por Europa. La manipulación ya no se limita solo a Estados Unidos. El temor es que la mayoría de esos vehículos circule por el continente, porque el mercado de diésel estadounidense es muy reducido.

No son solo problemas de la regulación comunitaria, “sino de aplicación, porque han estado engañando deliberadamente a las autoridades”, exclama el funcionario europeo. Chips que modificaban los niveles de emisión al saltar de la posición de prueba a la de circulación cuando un coche pasaba los controles.

En los próximos días Bruselas se reunirá con los reguladores nacionales para saber si esos chips pueden estar también por las carreteras europeas. “Sospechamos que las mismas prácticas han ocurrido en la UE pero todavía no lo sabemos”, dicen a El Confidencial desde el interior del Comité de Medioambiente del Parlamento europeo.

“Las investigaciones se están realizando, no tenemos ninguna evidencia todavía pero en EEUU hay muy pocos modelos con diésel, en Europa son muchos más y hablamos de 11 millones de vehículos”, explican estas fuentes para ilustrar por qué el escándalo de Volkswagen podría tener mucho más impacto en la UE.

La inoperancia política frena la regulación

En Bruselas son muchas las críticas contra una regulación desfasada y ante la inoperancia de la Comisión durante años. Para el eurodiputado Bas Eickhout es una situación incomprensible. “Lo sabíamos desde 2007 y la Comisión decía que trabajaba en ello. Siento vergüenza por tener que explicar a los ciudadanos que no hemos actualizado las normas”, le espetó a la funcionaria de la Comisión.

Desde su oficina alertan de los vínculos entre importantes sectores industriales y gobiernos. Solo ahora, tras el escándalo de Volkswagen, se tienen en cuenta las advertencias sobre el mal funcionamiento de la normativa de 2007. La demora en la actualización de las normas se debe en parte a las interminables negociaciones con un 'lobby' automovilístico que presiona por menores estándares medioambientales.

Además, dentro de la UE, los estados son los encargados de hacer cumplir las leyes medioambientales. Reguladores y agencias nacionales conceden el certificado que permite a un coche circular por las carreteras del continente siempre que cumplan unas normas comunitarias. Ahora la Comisión pide a los países que investiguen el número de vehículos afectados.

La reformista británica Julie Girling es bastante perspicaz acerca de la actuación de los reguladores comunitarios sobre la supervisión automovilística. “Me gustaría preguntarle a la Comisión si ahora reconoce que el proceso de certificación es fundamentalmente defectuoso”, apunta.

Sin embargo, las carencias de las reglas de 2007 sobre la emisión de gases son aún mayores que los resultados irreales salidos del laboratorio. Existirían más agujeros técnicos aprovechados por las automovilísticas en el rendimiento de sus motores. Los márgenes de error en las emisiones de los coches son muy amplios. Y en pleno 2015, con Europa volcada en ser 'más verde', las emisiones no contabilizan el gas metano presente en los nuevos coches eléctricos.
[/QUOTE]
Aquí_no_se_fuma
 
Mensajes: 564
Registrado: 17 Feb 2011, 11:24
Ubicación: Narcoestado fumetero español

Re: Fraude en emisiones contaminantes de automóviles y tabac

Notapor Aquí_no_se_fuma » 26 Sep 2015, 08:37

¿Nadie en el foro sabe la respuesta a las preguntas que formulo en el primer mensaje?

Igual que la ley en el papel dice que un vehículo fabricado en 2010 no puede sobrepasar cierto nivel de emisiones ambientales, me pregunto si existe algún tope respecto a la nicotina y el alquitrán en los paquetes de tabaco. ¿O cada marca puede poner la cantidad que quiera en sus productos?

¿Depende del Ministerio de Industria las mediciones de esos dos productos altamente nocivos?
Si la respuesta fuese afirmativa, ya me imagino al típico enchufado a dedo nombrado por el PP para estos menesteres haciendo la vista gorda...
En algún lado debe estar la trampa...
Aquí_no_se_fuma
 
Mensajes: 564
Registrado: 17 Feb 2011, 11:24
Ubicación: Narcoestado fumetero español

Re: Fraude en emisiones contaminantes de automóviles y tabac

Notapor JoseM » 05 Oct 2015, 09:58

Los procedimientos de análisis están normalizadas y reflejados en su correspondiente reglamentación. El instituto español encargado de definirlos es el AENOR, que según su buscador http://www.aenor.es/aenor/normas/buscad ... sp?modob=S a la palabra tabaco responde con 42 normas específicas. El sistema de control de consumo español está descentralizado en las distintas comunidades autónomas.

No conozco a ningún fumador que haya escogido el producto que consume en función de ningún parámetro que afecte al tabaco, así que no veo la ventaja que tendría modificar sus valores.
JoseM
 
Mensajes: 1086
Registrado: 02 Feb 2011, 23:12
Ubicación: Asturias


Volver a General

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron