Balance de la ley antitabaco: menos fumadores, más salud

Temática general sobre el tabaco y el fumador pasivo.

Moderador: moderador

Balance de la ley antitabaco: menos fumadores, más salud

Notapor Asíndeton » 19 Sep 2013, 09:32

Balance de la ley antitabaco: menos fumadores, más salud
Publicado por Anna Boluda el 13 de septiembre del 2013.

http://www.fundrogertorne.org/salud-inf ... mas-salud/

Bares, restaurantes, oficinas o estaciones llenas de humo, con los ceniceros a rebosar y el aire enturbiado. Puede sonar a prehistoria, pero realmente sólo hace siete años y medio de aquella ley antitabaco que tanta controversia social causó, y poco más de dos años y medio de la entrada en vigor de la última ampliación de la ley antitabaco española (efectiva desde el 2 de enero de 2011), más estricta.

Ahora, en España, está prohibido fumar en cualquier espacio cerrado de uso público, establecimientos sanitarios y espacios con público infantil, y no se permite la aparición de personas fumando en los medios de comunicación, entre otras medidas que buscan proteger, sobre todo, a los menores y a las personas no fumadoras. Formamos parte, pues, del afortunado 11% de la población del planeta que se beneficia de leyes antitabaco que realmente limitan el consumo. Hasta un tercio de los habitantes mundiales cuentan con alguna medida de control, según el informe más reciente de la Organización Mundial de la Salud, la aplicación de estrategias para reducir el número de fumadores permitirá, previsiblemente, evitar más de siete millones de muertes prematuras en todo el mundo desde ahora y hasta 2050, sobre todo gracias al aumento de los impuestos que gravan el precio (es la medida que se ha mostrado más efectiva), la legislación antitabaco, las advertencias sanitarias, los tratamientos para dejar de fumar y la prohibición de la publicidad.

Pero ¿qué efectos reales ha tenido ya aquí la ley antitabaco? ¿Cómo ha afectado al número de fumadores y de fumadores pasivos? ¿Se nota ya en la salud? ¿Ha evitado que más jóvenes se inicien en esta adicción? Vamos por partes.

Más ley, menos humo

Se calcula que en los dos primeros años de la ley antitabaco habían dejado de fumar alrededor de un millón de personas. La cifra refuerza la tendencia registrada en los años anteriores: la encuesta nacional de salud en España, elaborada por el Ministerio de Sanidad con periodicidad quinquenal, destaca que para los años 2011-2012 (las cifras más recientes publicadas) el porcentaje de personas mayores de 15 años que fumaban diariamente era del 23,95%, la cifra más baja desde que se tienen datos (esta encuesta se empezó a realizar en 1987). En 2006 llegaba al 26,4%, en 2001 era del 31,7% y en 1993 del 32,1%. Por sexos, actualmente fuman el 27,9 % de los hombres y el 20,2% de las mujeres, pero esta diferencia se atenúa de forma significativa entre los jóvenes de 15 a 24 años (22,5% de los chicos y 21,0 % de las chicas).

Porcentaje de población mayor de 15 años que fumaba diariamente en España según la encuesta nacional de salud del año correspondiente


La previsión es que la cantidad de personas fumadoras continúe bajando. Según otra encuesta, realizada durante la “Semana sin humo” en centros de atención primaria de toda España, ha aumentado el porcentaje de personas fumadoras que quieren dejar de serlo. El 40% hicieron algún intento en 2012. “La cifra aumenta año tras año”, explica el doctor Vidal Barchilon, miembro del grupo de abordaje del tabaquismo de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).

Otro dato esclarecedor es la venta de tabaco, que en los últimos años registra un descenso continuado. Se ha pasado de 4.514 millones de cajetillas de tabaco en 2008 a 2.671 millones en 2012. Y en los primeros seis meses de 2013 se despacharon un 12% menos de cigarrillos que en el mismo periodo del año anterior, aunque las ventas del tabaco de liar aumentaron un 27% .

Es decir, se fuma menos. Pero todavía se fuma mucho : los fumadores españoles son los quintos del mundo en número de cigarrillos por persona y año (2.357 en promedio, más de 6 al día), sólo por detrás de Grecia, Eslovenia, Bulgaria y Japón.


Adolescencia, etapa de riesgo

No hay duda de la gravedad de los efectos del tabaco en la salud y del peligro de esta droga legal entre los adolescentes. Evitar que se inicien en el consumo de tabaco es clave. “El papel de los jóvenes respecto de la ley antitabaco ha sido fundamental”, destaca el doctor Francisco Rodríguez Lozano, presidente de la Comisión Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNTP).”Ellos participaron en el debate previo a la aprobación de la ley e incluso en los meses anteriores a la entrada en vigor ya se vio un descenso del consumo de tabaco entre jóvenes a partir de esta concienciación de los peligros que conlleva”. “La percepción del daño que causa el tabaco ha aumentado”, dice el doctor Barchilon, “sobre todo entre adolescentes de entre 14 y 18 años”. Y esto se ha traducido en que son menos los jóvenes que empiezan a fumar.

Según datos de la Comunidad de Madrid, en 2011 fumaban el 24% de los adolescentes, y 15 años antes, en 1996, lo hacían el 43,8% prácticamente el doble. El 9,9% de las chicas y el 9,6 % de los chicos fuman cada día, y es la primera vez que la diferencia entre sexos es prácticamente inexistente.

Sin embargo, hay que estar atentos y exigir nuevos límites a la industria tabacalera” porque se centra mucho en atraer estos nuevos consumidores”, dice Rodríguez Lozano. “Por eso la próxima directiva europea se ha centrado en este sector de la población, con medidas como la prohibición de añadir sabores de cacao o mentol al tabaco que enmascaran el sabor desagradable del tabaco”.

Mejoras en la salud

El impacto en la salud de la ley antitabaco es difícil de cuantificar en estos momentos, porque en general se trata de efectos a largo plazo. Pero ya empieza a haber resultados interesantes. Por ejemplo, un estudio desarrollado en Catalunya indica que desde la entrada en vigor de la ley en 2006, se redujo un 11% el número de infartos de miocardio en sólo dos años. El descenso se registró sobre todo en mujeres, personas de entre 65 y 74 años y en no fumadores. Los autores del estudio destacaron que los fumadores pasivos habían sido la población más beneficiada por esta ley. En esta línea, en el hospital La Paz de Madrid ya han comprobado que en los últimos años han disminuido los ingresos infantiles por asma, según nos cuenta Francisco Rodríguez Lozano, tal y como ha ocurrido también en los hospitales del Reino Unido.


Lo más destacado, el cambio de percepción social

“Lo más positivo de esta ley es que ha sido ampliamente aceptada por la población, a pesar de la previsión de grandes conflictos que nos quisieron hacer creer desde los sectores interesados: la hostelería, manipulada por la industria tabacalera”, afirma Rodríguez Lozano. “El cumplimiento es muy alto, las denuncias por saltarse la ley han sido mínimas. El gran debate previo consiguió que la población entendiera la importancia de estas medidas”.

Vidal Barchilon coincide y añade que “el cambio de mentalidad no ha sido sólo entre la población, sino también de los profesionales sanitarios que ya no sólo tienen en cuenta el tabaquismo activo, sino también las consecuencias del tabaquismo pasivo”. En este sentido considera que hay todavía más trabajo de prevención para concienciar de la agresividad del humo de segunda mano, sobre todo en el caso de niños y niñas, que son más vulnerables que los adultos porque proporcionalmente absorben más sustancias, tienen más riesgo de desarrollar enfermedades a causa del humo del tabaco porque respiran más cantidad y su sistema inmunitario es aún inmaduro.

Pero es evidente que algo ha cambiado cuando son ya dos tercios de la población quienes afirman que el humo les molesta.


El futuro: más protección para los fumadores pasivos

Ambos expertos coinciden en que la ley actual es positiva y no se debe modificar para volver atrás, como se plantea desde algunos sectores de ocio (el caso de Eurovegas). De hecho, según la encuesta de SemFYC, el 82% de los españoles está en contra de que se modifique la ley antitabaco, ni siquiera para permitir fumar en casinos o salas de juego. Es más, esta ley es un principio, pero aún se pueden tomar más medidas para controlar la exposición al humo del tabaco de las personas no fumadoras.

En Asturias, por ejemplo, han propuesto eliminar el humo del tabaco de las marquesinas de las paradas del autobús (las comunidades autónomas tienen competencia para ampliar los lugares donde se restringe fumar). Y desde la CNPT se propone que se marque una distancia a las puertas de los locales de ocio, como ya se hace en otros países, porque “varios estudios muestran que la concentración de partículas contaminantes en el aire justo a la entrada de estos establecimientos, donde se reúnen los fumadores, forman verdaderas cortinas de humo que afectan a los que pasan. Habría pues una especie de área de seguridad”, dice Rodríguez Lozano. “Sería ideal llegar a lo que ya tienen en algunas ciudades de Estados Unidos, donde se prohíbe fumar no sólo en las áreas infantiles, sino en parques enteros”, dice Vidal Barchilon, “tenemos que ir hacia aquí sobre todo pensando en la protección de la infancia, a evitar del todo su exposición al humo del tabaco”.

De todos modos, “a lo que debemos aspirar es a que no sea necesario regular cada supuesto, sino a que conseguimos la educación sanitaria suficiente en el conjunto de la población que lleve a que cada vez se fume menos y se respete más a los no fumadores, sobre todo a los niños”, concluye el presidente de la CNPT.
Qué pena que, por pensar que puedes hacer poco, no hagas NADA. (Edmund Burke)
"La industria tabacalera es el vector no biológico de la peor pandemia que sufre la humanidad" (Tabaré R. Vázquez Rosas)
Asíndeton
 
Mensajes: 2476
Registrado: 26 Mar 2011, 03:08
Ubicación: MADRID

Volver a General

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron