Página 1 de 1

Tremendo castigo que puedes recibir por fumar en gasolinera

NotaPublicado: 05 Oct 2017, 11:29
por Asíndeton
Este es el tremendo castigo que puedes recibir por fumar en una gasolinera

Un empleado decide actuar después de que un cliente ignorase sus advertencias

PD: No os perdáis el vídeo incrustado en la noticia. Yo me he hinchado a reír.

https://www.google.com/url?rct=j&sa=t&u ... ifW9QSV7tA

Una estación de servicio es un lugar por el que pasan decenas de personas cada día. Quien está acostumbrado a completar muchos kilómetros al volante está acostumbrado a estos sitios, pero no por ello debe dejar de cumplir las medidas de seguridad. Entre las más importantes está, sin duda alguna, la prohibición de fumar en las proximidades de los surtidores de gasolina. Esta clase de comportamiento es una imprudencia terriblemente peligrosa, pero aún así hay quien insiste en arriesgar su vida y la de todos los que le rodean.

Precisamente eso es lo que hizo el joven que protagoniza el vídeo de YouTube que se ha hecho viral en los últimos días. No sabemos en qué país del mundo se han producido los hechos que recogió la cámara de seguridad, pero la moraleja que ofrece es válida para todos los conductores del planeta. El hombre llega al surtidor con su coche al mismo tiempo que otro conductor y procede a llenar su depósito. Tiene un cigarro en la mano y fuma, haciéndose el sordo ante los avisos del empleado de la gasolinera.

Al cliente no parece importarle lo más mínimo el peligro al que está sometiendo a todos los presentes, por mucho que el encargado le advierte desde cierta distancia. Al ver que sus peticiones no surten efecto, el gasolinero decide pasar a la acción. Armado con un extintor, se acerca al lugar donde el joven está fumando y lo vacía sobre él. Una espectacular polvareda blanca cubre al coche y al conductor, evidentemente sorprendido con la reacción de su interlocutor.

Como era de esperar, el cigarro queda definitivamente apagado. El chaval, teñido de blanco por el polvo del extintor, no se lo toma demasiado bien y pide explicaciones al responsable. No sirve de nada. El empleado está convencido de haber hecho lo correcto y no se arruga ante las intimidaciones del cliente. Por lo que podemos ver en el vídeo, parece explicarle una vez más por qué no debe fumar cerca del surtidor. Ambos desaparecen del plano mientras el otro conductor, atónito, termina de repostar tranquilamente.