Página 1 de 1

Editorial: La salud debe ser prioritaria frente al tabaco

NotaPublicado: 05 Jun 2010, 22:10
por JC
El Mundo
Edición impresa

Editorial
La salud debe ser prioritaria frente al tabaco
5/6/2010

EL CONSEJO DE MINISTROS dio ayer luz verde a la reforma de la Ley del Tabaco que restringirá todavía más la posibilidad de fumar. El Gobierno expresó su apoyo a la proposición de ley presentada el pasado martes por PSOE, ERC e IU, por la que no se podrá consumir tabaco en bares, restaurantes, discotecas y locales de espectáculos a partir del próximo 1 de enero.

Ya estaba prohibido fumar en centros públicos, hospitales y sitios de trabajo. Pero se permitía hacerlo en negocios de hostelería con espacios para fumadores o en zonas habilitadas. Dentro de siete meses, no se podrá consumir tabaco en ningún lugar cerrado con excepción de cárceles, psiquiátricos y hoteles que cumplan determinadas condiciones.

Según Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad, la reforma equipara la legislación española a la europea, que es más restrictiva. Una de las causas que impulsan este cambio es que los trabajadores de la hostelería son el colectivo más afectado por el tabaco.

En un informe presentado ayer al Consejo de Ministros, Sanidad asegura que el tabaco provoca la muerte de 55.000 fumadores activos cada año y de una cifra que va de 1.500 a 3.000 fumadores pasivos. El 35% de los españoles adultos fuma frente al 29% en el resto de la UE.

Parece razonable que a la luz de estos datos el Gobierno haya decidido extender la prohibición de fumar a bares y restaurantes. Y ello porque, al margen de las estadísticas, las personas que entran a tomar un café a un establecimiento público no tienen por qué respirar un humo que perjudique su salud.

No faltará quien piense, sin embargo, que el Gobierno ha tomado una deriva excesivamente prohibicionista, pero lo cierto es más bien lo contrario: que los intereses de la industria del tabaco han logrado demorar durante demasiado tiempo unas restricciones que son necesarias para evitar sus probados efectos dañinos sobre el sistema cardio-respiratorio.

Tal vez el elemento más polémico de esta reforma sea que, hace cinco años, algunos bares y restaurantes tuvieron que hacer obras para crear zonas especiales de no fumadores. Esa inversión será inútil dentro de siete meses, por lo que los dueños de esos locales reclaman una compensación a la Administración.

No parece que el Ministerio de Sanidad esté dispuesto a aceptar la petición, ya que la ministra precisó que solamente el 3% de los bares han acometido esa reforma, que ha costado una media entre 8.000 y 12.000 euros, una cantidad amortizada en cinco años, según Trinidad Jiménez.

La hostelería alega también –y es un argumento consistente– que el sector está sufriendo las consecuencias de la profunda crisis, situación que se agravará con la prohibición. Por ello, tal vez sería mejor aplazar la entrada en vigor de la medida un par de años más, aunque tarde o temprano se tendría que imponer.

Otro aspecto discutible de la reforma es que permitirá la creación de clubes privados de fumadores siempre que no tengan empleados que sufran el humo. Será difícil evitar que ello ocurra, lo mismo que la ley vigente no ha podido evitar que se fume en los bares de cientos de pueblos donde no se cumple la normativa.

En cualquier caso y dejando abierta la posibilidad de un retraso razonable en su aplicación, la iniciativa del Gobierno nos parece correcta. La prioridad debe ser en este asunto la defensa de la salud de los ciudadanos

Re: Editorial: La salud debe ser prioritaria frente al tabaco

NotaPublicado: 06 Jun 2010, 01:25
por tonitoni
:shock: Hasta El Mundo aprueba al gobierno en este tema.

Re: Editorial: La salud debe ser prioritaria frente al tabaco

NotaPublicado: 06 Jun 2010, 01:27
por tonitoni
El Mundo escribió:Otro aspecto discutible de la reforma es que permitirá la creación de clubes privados de fumadores siempre que no tengan empleados que sufran el humo. Será difícil evitar que ello ocurra, lo mismo que la ley vigente no ha podido evitar que se fume en los bares de cientos de pueblos donde no se cumple la normativa.


Está claro. Cuando se apruebe la ley sólo habremos ganado la primera batalla de la guerra que habrá comenzado.