BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Noticias aparecidas en medios de comunicación sobre tabaquismo y fumador pasivo.

Moderador: moderador

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 28 Mar 2018, 21:19

20minutos.es

Científicos de EE UU concluyen que ciertos cigarrillos electrónicos son más tóxicos que la nicotina

EFE 28.03.2018 - 11:02h

Un equipo de científicos estadounidenses ha determinado que ciertos ingredientes que contienen algunos cigarrillos electrónicos son más tóxicos que la nicotina, según un estudio publicado en la revista PLOS Biology.

Los líquidos que sirven de aditivos para los cigarrillos electrónicos "son extremadamente diversos y algunos de ellos, como el propilenglicol y la glicerina vegetal, son más tóxicos que la nicotina sola", apuntó el autor principal del estudio, Robert Tarran, de la Universidad de Carolina del Norte.

Encuestas recientes señalan que aproximadamente entre el 15 y el 25% de los estadounidenses de entre 16 y 18 años han usado cigarrillos electrónicos, mientras que el 15% de los adultos también lo ha hecho.

Tarran y sus colegas desarrollaron un sistema para evaluar niveles de toxicidad que utiliza placas de plástico con cientos de pequeñas hendiduras, en las que células humanas de rápido crecimiento están expuestas a diferentes líquidos para cigarrillos electrónicos. Cuanto más reducen estos líquidos las tasas de crecimiento de las células, mayor es su toxicidad.

Los principales ingredientes de estos líquidos, el propilenglicol y la glicerina vegetal, han sido considerados no tóxicos cuando se administran por vía oral pero, en este caso, el usuario inhala los vapores del cigarrillo electrónico.

Los científicos de la UNC descubrieron que pequeñas dosis de estos dos compuestos orgánicos reducen significativamente el crecimiento de las células estudiadas.

Casi 150 líquidos estudiados

Además de estos ingredientes básicos, los líquidos incluyen pequeñas cantidades de nicotina y compuestos aromatizantes, que también aumentan la toxicidad de estos cigarrillos, según el estudio.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos analizaron 148 líquidos para cigarrillos electrónicos, realizando una cromatografía de gases estándar y una prueba de espectrometría de masas de los ingredientes.

Los biólogos descubrieron que, por un lado, los ingredientes varían "enormemente" entre los distintos productos probados y, por otro, que el uso de más ingredientes significa una mayor toxicidad en estos dispositivos.

Además, el equipo de Tarran determinó que los mayores efectos de toxicidad provienen de dos compuestos de sabor, la vainillina y el cinamaldehído, que se usan ampliamente en los líquidos de los cigarrillos electrónicos.

"Hay más de 7.700 productos líquidos y tanto los reguladores como la gente deberían saber más sobre los ingredientes que contienen y qué tóxicos son", concluyó Flori Sassano, bióloga miembro del equipo de investigación.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9527
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 30 May 2018, 22:37

infosalus.com

Organización de Médicos en Apoyo del Vapeo aboga por trabajar con las autoridades en políticas de reducción de daños

Publicado 30/05/2018 10:39:32CET
MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Organización de Médicos en Apoyo del Vapeo y de los Cigarrillos Electrónicos (MOVE, por sus siglas en inglés) ha destacado la necesidad, con motivo de la celebración del Día Nacional del Vapeo, de trabajar con las autoridades sanitarias en la aplicación de políticas de reducción de daños y debatir sobre el potencial de los vaporizadores personales en la lucha contra el tabaquismo, tal y como ya están haciendo países como el Reino Unido.

A través de esta iniciativa, MOVE espera acercar posturas con las autoridades sanitarias a la par que frenar el "alarmismo infundado" de los últimos meses. El objetivo es reforzar las políticas antitabaco españolas con la incorporación del concepto de reducción de daños, una política complementaria a la cesación y la prevención, las dos únicas vías que se venían contemplando hasta ahora para combatir el tabaquismo en España.

"Esta nueva opción no es una bandera blanca en la lucha contra los efectos nocivos del tabaquismo ni tampoco es un paso atrás en los esfuerzos realizados hasta ahora, sino que es un avance que implica reconocer que tenemos medios innovadores que pueden ayudar a todos aquellos fumadores que no quieren o no pueden dejar de fumar. Es una forma de consumir nicotina sin tener que exponerse a las sustancias nocivas derivadas del humo del tabaco", ha asegurado la coordinadora internacional de MOVE, Carmen Escrig.

De esta manera, MOVE apuesta por seguir el ejemplo de países como Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Canadá o Nueva Zelanda, que han incorporado al cigarrillo electrónico dentro de sus políticas de salud pública, registrando unos resultados "muy positivos": en Reino Unido, unas 20.000 personas al año dejan el tabaco gracias al cigarrillo electrónico según un informe publicado recientemente por el Ministerio de Sanidad británico.

Al mismo tiempo, ha aludido a un estudio de la Universidad de Georgetown en el que se aseguraba que los cigarrillos electrónicos podrían evitar 1,6 millones de muertes prematuras derivadas del tabaquismo en la próxima década en Estados Unidos.

EL PAPEL DEL CIGARRILLO ELECTRÓNICO EN LA LUCHA CONTRA EL TABAQUISMO

Asimismo, prosigue, el informe de Public Health England también alertaba sobre la posibilidad de que el alarmismo infundado en torno a los vaporizadores desincentivara a muchos fumadores a la hora de apostar por alternativas más seguras como los cigarrillos electrónicos, algo que tendría "consecuencias trágicas".

En ese sentido, desde MOVE han solicitado a las autoridades sanitarias españolas que contemplen la reducción de daños y abran un espacio de debate y trabajo conjunto en torno a la figura del cigarrillo electrónico en la lucha contra el tabaquismo.

"Mayo es el mes de la lucha contra el tabaco y representa una gran oportunidad para redoblar nuestros esfuerzos contra este problema de salud pública. La cesación y la prevención han ayudado a combatir el tabaquismo, pero su eficacia es limitada y debemos abrirnos por fin a la reducción de daños. Desde MOVE ofrecemos nuestra colaboración a las autoridades sanitarias. Ha llegado el momento de que nos planteemos cuál debe ser el papel que demos al cigarrillo electrónico para contribuir a la lucha contra el tabaco", ha zanjado Escrig.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9527
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 30 May 2018, 22:38

Organización de Médicos en Apoyo del Vapeo aboga por trabajar con las autoridades en políticas de reducción de daños


Carmen Escrig mareando la perdiz.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9527
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor Asíndeton » 02 Jun 2018, 01:22

Organización de Médicos en Apoyo del Vapeo es un oxímoron.
Qué pena que, por pensar que puedes hacer poco, no hagas NADA. (Edmund Burke)
"La industria tabacalera es el vector no biológico de la peor pandemia que sufre la humanidad" (Tabaré R. Vázquez Rosas)
Asíndeton
 
Mensajes: 2531
Registrado: 26 Mar 2011, 03:08
Ubicación: MADRID

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 13 Jul 2018, 00:40

ConSalud.es

SOLICITAN EL RESPALDO DEL GOBIERNO
Nuevo revés de los médicos al cigarrillo electrónico: "No existe una forma sana de fumar"
Los consejos profesionales sanitarios y las sociedades científicas han firmado la 'Declaración de Madrid', un documento en favor de la salud y la regulación del tabaco en España.

Redacción ConSalud
13.07.2018 - 00:00

La Organización Médica Colegial (OMC) y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) han presentado este jueves la 'Declaración de Madrid', un documento firmado por consejos profesionales y sociedades científicas en favor de la salud y la regulación del tabaco en España.

El presidente de la corporación médica, el doctor Serafín Romero, ha asegurado que nuestro país "tiene que retomar su sitio" en la lucha contra el tabaco. En este sentido, ha manifestado que la actitud beligerante contra este producto "es una decisión política"; por lo que ha instado al Gobierno de Pedro Sánchez a actuar contra una lacra que ya ha dejado en Europa una cifra de 700.000 fallecidos.

Por su parte, la máxima responsable de la CNPT, la cardióloga Regina Dalmau, ha asegurado que el objetivo de estos colectivos profesionales "no es estigmatizar al fumador". "Queremos una serie de medidas concretas que ayuden a la mejora de la salud de las personas fumadoras", ha apuntado.

En este contexto, la facultativa se ha mostrado tajante y ha subrayado que "no existe una forma sana de fumar", en relación a productos como el cigarrillo electrónico. De hecho, un estudio publicado en la revista científica 'European Respiratory Journal', muestra como el denominado e-cigarrillo tiene un efecto similar al cigarrillo tradicional o de la contaminación por combustibles fósiles, que aumentan la susceptibilidad a la infección pulmonar por bacterias neumocócicas.

En la misma línea se muestra el presidente de la Sociedad Española de Cirugía Torácica y Neumología (Separ), el neumólogo Carlos Jiménez Ruiz, quien pone en tela de juicio las investigaciones que pretenden demostrar que el cigarrillo electrónico sirve para dejar de fumar. "Son estudios con grandes deficiencias metodológicas. Se basan en un escaso número de pacientes que no querían dejar de fumar, sino que solo buscan recudir el consumo", sentencia.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9527
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 13 Sep 2018, 22:14

El País

El cigarrillo electrónico repunta cuatro años después de su regulación
Los adolescentes no perciben un elevado riesgo en el vapeo

Laura Delle Femmine
Madrid - 14 SEP 2018 - 09:18 CEST

Menos analógicos, más digitales. Los adolescentes españoles fuman menos y se inician más tarde al consumo de tabaco, pero crece el número de aquellos que prueba el cigarrillo electrónico. El 20,1% de los estudiantes entre 14 y 18 años ha vapeado al menos una vez en la vida, según la última Encuesta sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España, un incremento de tres puntos en comparación con 2014. Lejos de ser una cifra alarmante o de aproximarse a una epidemia como la recién declarada en Estados Unidos, los médicos advierten de sus riesgos, entre ellos la posibilidad de cruzar la delgada línea que separa estos dispositivos del tabaco tradicional.

“Hay estudios que demuestran que los jóvenes que se inician al consumo de cigarrillos electrónicos se hacen fumadores con más facilidad”, asegura Carlos Jiménez, presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica. Así lo confirma una reciente publicación de la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos: los adolescentes que hacen uso de cigarros electrónicos con nicotina —la sustancia que crea adicción— tienen un riesgo más elevado de convertirse en fumadores tradicionales.

La mayoría de adolescentes que probó los dispositivos electrónicos en España, sin embargo, ha elegido la opción que no contiene nicotina, de acuerdo con el Ministerio de Sanidad. Algo que, en opinión de Jiménez, no garantiza que se salven de la adicción ni de saltar al cigarrillo convencional. “También existe la dependencia psicológica, social o gestual (...), sin olvidar que en el vapor que se libera existen sustancias tóxicas y cancerígenas”, añade el médico experto en tabaquismo: “Los menores están desarrollando su aparato respiratorio, son más vulnerables a este tipo de tóxicos”.

Los estudios sobre los daños a la salud que pueden causar los cigarros electrónicos son varios, así como distintas las conclusiones a las que llegan. La Organización Mundial de la Salud desaconseja su uso; el servicio de salud británico considera que son un 95% menos dañinos que el tabaco convencional y señala que representan un buen aliado para dejar de fumar.

Fenómeno reciente

En lo que sí suele haber consenso es en que el fenómeno de los e-cigs es todavía muy reciente como para tener datos exhaustivos sobre sus efectos a largo plazo. De la misma manera, su regulación sigue ajustándose a medida que la investigación avanza. Los datos del mercado lo confirman: el negocio de los cigarrillos electrónicos dio en España un salto vertiginoso a principio de esta década —en 2013 contaba con 3.000 tiendas y casi un millón de usuarios—, impulsado por campañas que garantizaban su gran efectividad para dejar de fumar. Entonces, ninguna ley regulaba su uso. Tras la aprobación de la primera normativa, en 2014, el negoció se desplomó, y solo a partir de 2015 se recupera de manera paulatina.

La norma actual veda cualquier tipo de publicidad de los dispositivos así como las campañas que los proponen como un producto para dejar el tabaco. Asimismo, está prohibido su uso en hospitales, transporte y edificios públicos y colegios. Y, lo más importante, no está permitida su venta a menores de edad.

“Todo el sector está concienciado de que es un producto dirigido a fumadores adultos, un sustituto del tabaco tradicional pero menos dañino”, explica Arturo Ribes, presidente de la Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo. “El problema en Estados Unidos es que no existe una regulación estricta, mientras en España no solo la tenemos, también el compromiso de no vender a menores es altísimo”.

El riesgo de normalización

Leticia Cardenal, presidenta de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos, explica que el consumo de cigarros electrónicos entre adolescentes no representa de momento un problema. “No hemos recibido ninguna queja, ni de padres ni de profesores”, asegura. El psicólogo Guillermo Fouce confirma que no hay que generar una alarma, ya que el número de menores que vapea es de momento muy bajo. “El problema es que tampoco se percibe como una adicción”, matiza. La posibilidad de elegir líquidos con sabores diferentes y de poder vapear en bares y restaurantes está también entre los factores que médicos y psicólogos apuntan como elementos que podrían normalizar el uso de estos dispositivos entre los más jóvenes.

Según la encuesta del Ministerio de Sanidad, los adolescentes que consumen cigarrillos electrónicos perciben que el riesgo relacionado con estos dispositivos es muy inferior en comparación con el resto de sustancias, como tabaco y cannabis. Solo uno de cada cuatro, un 26%, considera que puede suponer muchos o bastantes problemas. Esta cifra aumenta hasta el 36,6% en el caso de los adolescentes que han declarado no haber probado nunca el vapeo.

Andrés Zamorano, médico y portavoz del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, insiste en que los cigarrillos electrónicos son una puerta de entrada al consumo de tabaco, una sustancia que provoca entre 55.000 y 60.000 muertes cada año. “El número de fumadores ha disminuido, pero hace más de 10 años no se hace ninguna campaña para alertar de los riesgos que provoca el tabaco, así que no estamos ayudando a los adolescentes a que no se inicien”, subraya. “Nunca un problema tan grande fue tratado como algo tan chico”.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9527
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 20 Sep 2018, 23:35

Gaceta Médica

Un estudio descarta la existencia del ‘vapeador pasivo’
Las personas que rodean a un usuario de cigarrillo electrónico inhalan cien veces menos nicotina que los fumadores pasivos.

GM Madrid | 20 sep 2018 - 09:47 h

Las personas situadas cerca de un ‘vapeador’ inhalan cien veces menos nicotina que un fumador pasivo, “unos niveles insignificantes que descartan la existencia del vapeador pasivo”, según un estudio del director del departamento de Láseres y Haces Moleculares del Instituto Multidisciplinario de la Universidad Complutense de Madrid, Ángel González Ureña, sobre el efecto del vapor en terceras personas.

El experto ha presentado los pormenores del estudio este miércoles en Barcelona, dentro del primer congreso de carácter científico celebrado en España sobre reducción de daños por tabaquismo, que tenía como objetivo “generar un espacio de debate abierto en torno al uso de productos de riesgo reducido como alternativa al tabaco”.

A lo largo del Tobacco Harm Reduction Summit, organizado por la Asociación Española de Usuarios de Vaporizadores Personales (ANESVAP) y por la Organización de Médicos en Apoyo del Vapeo (MOVE), expertos nacionales e internacionales han puesto sobre la mesa las últimas evidencias científicas respecto a los vaporizadores personales.

El cigarrillo electrónico y la evidencia científica

Así, ponentes como la directora adjunta del Centro de Estudios sobre Tabaco y Alcohol del Reino Unido, Linda Bauld; Miguel de la Guardia, doctor en Química por la Universidad de Valencia; o Konstantinos Farsalinos, investigador en el Centro de Cirugía Cardíaca Onassis, han analizado los efectos reales de la nicotina, el efecto del vapeo en terceras personas o la controversia en torno a los cigarrilos electrónicos como puerta de entrada al tabaquismo para los más jóvenes.

Entre los estudios presentados, se encuentra el del director del Instituto de Medicina Interna de la Universidad de Catania (Italia), Riccardo Polosa, centrado en la reversión del daño causado por el tabaco en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que se han pasado al cigarrillo electrónico, total o parcialmente.

Los resultados obtenidos mostraron que los pacientes que cambiaban el tabaco por el vapeo tenían menores posibilidades de recaída y, además, se redujeron sus exacerbaciones de la EPOC y se atenuaron sus infecciones respiratorias, al tiempo que mejoraba su estado de salud en general.

Para ANESVAP y MOVE, la celebración de este congreso “marca un hito” en la lucha contra el tabaquismo en España. “Por primera vez, se ha generado un espacio de debate basado en las evidencias científicas sobre la reducción de daños, algo que permite seguir el camino de países como Reino Unido o Estados Unidos, líderes en control del tabaco y que apuestan ya por el e-cig en sus estrategias contra esta adicción”, destacan.

“El cigarrillo electrónico está reduciendo las tasas de tabaquismo en muchos países, especialmente en aquellos que lo incluyen dentro de sus estrategias antitabaco, como el Reino Unido. Los fumadores pueden disponer ya de nuevas alternativas que les ayuden a luchar contra su adicción, y la comunidad médica y científica no puede darles la espalda”, explica la coordinadora internacional de MOVE, Carmen Escrig.

El objetivo ahora es que las asociaciones sanitarias españolas de control del tabaco “se sumen a este debate y se abran a participar en futuras ediciones, después de haber declinado la invitación para este primer congreso”. “Es una pena que algunas de las principales sociedades científicas se dejen llevar por el alarmismo en lugar de participar en un congreso que ha tenido la voluntad de debatir, desde un punto de vista eminentemente científico e independiente, sobre un fenómeno que podría salvar las vidas de millones de fumadores”, ha concluido Escrig.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9527
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 20 Sep 2018, 23:43

Las personas situadas cerca de un ‘vapeador’ inhalan cien veces menos nicotina que un fumador pasivo, “unos niveles insignificantes que descartan la existencia del vapeador pasivo”, según un estudio del director del departamento de Láseres y Haces Moleculares del Instituto Multidisciplinario de la Universidad Complutense de Madrid, Ángel González Ureña, sobre el efecto del vapor en terceras personas.


Y seguro que el investigador responsable no tiene conflicto de intereses con la industria del cigarrillo electrónico, como seguro que tampoco los tienen Polosa, Farsalinos o Escrig, todos arropados por ANESVAP. Su interés es puramente científico, por eso defienden que las administraciones promocionen los productos de su industria favorita y que se permita su consumo libre en cualquier espacio cerrado, para que todos los disfrutemos. ¡Es que somos unos malpensados!
JC
Moderador
 
Mensajes: 9527
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 13 Oct 2018, 19:39

Omicrono - El Español

Los cigarrillos electrónicos podrían ser peores que el tabaco
¿Son los cigarrillos electrónicos mejor que el tabaco tradicional? Un estudio concluye que podrían ser incluso peores.

12/10/2018 a las 20:30 UTC · Elías Rodríguez García

Los cigarrillos electrónicos se presentan como una forma de desengancharse a los cigarros de nicotina y tabaco de toda la vida. Supuestamente son más sanos, aparte de que son muchísimo más baratos (podemos gastarnos en un mes lo que gastaríamos en un año con el tabaco tradicional). Pero, en realidad, aún no sabemos nada de esto, pues es algo muy reciente y del cual hay muy pocos estudios, aún.

Podría ser incluso más perjudicial que el tabaco normal, y lo cierto es cada vez más gente usa a diario, y con mucha más frecuencia que el tabaco tradicional, dado su precio; también hay que advertir que hay muchos mitos en torno a esta industria (porque al fin y al cabo, es una gran industria que mueve miles de millones en todo el mundo, y cada vez más). Y esta es justamente la conclusión de un nuevo estudio: los cigarrillos electrónicos son aún más perjudiciales que el tabaco tradicional.

Este mercado de vapeadores, que solo en 2017 movió la increíble cifra de 70 millones de euros en España (aunque prácticamente nada en comparación con los 10 000 millones de euros en impuestos indirectos que deja el tabaco en España anualmente), solamente está comenzando ¿Qué dice este estudio, en concreto?

El cigarrillo electrónico, ¿es sano o no?

Las conclusiones a las que han llegado los científicos, que han publicado el estudio en la revista científica American Journal of Physiology, es que el cigarrillo es aún más perjudicial que el tabaco. Para ello, se crearon cuatro grupos de ratones, cada uno de ellos expuestos a un ambiente distinto.

El primero, expuesto al tabaco tradicional; el segundo, expuesto al vapor de propilenglicol y glicerol vegetal, los ingredientes más usados en este tipo de cigarrillos; el tercero al de glicerol vegetal; y el cuarto al vapor con propilenglicol, nicotina y un saborizante de tabaco. Además, hubo un grupo de control expuesto a aire grado médico, que serían los ratones más sanos, que no estarían expuestos a ninguno de estos elementos.

Luego, se estudiaron a estos grupos de ratones y se compararon los síntomas con el grupo de control. Tras solo tres días, los ratones expuestos al vapor sufrieron aumentos en el moco y la inflamación, así como vieron su función pulmonar dañada. Los grupos expuestos al propilenglicol, sin embargo, no vieron daños pulmonares a corto plazo, lo que no quita que pueda haberlos con mayor tiempo de exposición.

Por otro lado, las proteínas que están relacionadas con la inflamación pulmonar solo aparecieron en el grupo al que se expuso al saborizante de tabaco, lo que concluye que algunas sustancias pueden ser dañinas desde el inicio.

También tenemos que el estrés oxidativo causado en ratones expuestos al saborizante era igual o incluso superior que el de los ratones expuestos a tabaco. Por último, la exposición prolongada solo afectó a la función pulmonar en los ratones expuestos al humo y no al vapor.

No obstante, esto no encaja mucho con los testimonios de los usuarios del tabaco electrónico, quienes aseguran que pueden respirar mucho mejor, practicar deporte por mucho más tiempo, y que incluso se han olvidado ya de muchos problemas respiratorios. Como advertíamos al principio, aún queda mucho por estudiar en este campo, y hasta que no pasen muchos más años, y podamos ver de primera mano los efectos de esta tecnología, probablemente sigamos sin saber prácticamente nada.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9527
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 16 Oct 2018, 22:20

¡ATENCIÓN! Esto es un descarado publirreportaje no declarado, publicado por La Razón con el patrocinio de Philip Morris

La Razón

«Los elementos tóxicos del humo del tabaco se podrían reducir hasta un 95%»
Coloquio sobre la reducción del Daño en Tabaquismo

Óscar Reyes. Madrid.
15 de octubre de 2018. 17:31h

Dicen que las comparaciones son odiosas. Sobre todo para el que sale perdiendo, y si hablamos de peligros para la salud pública, la lucha contra el tabaquismo es la gran derrotada. A pesar de ser la primera causa de muerte, con 52.000 fallecimientos en 2017, las políticas de control del tabaquismo no están claras y pocos medios informan acerca de su eficacia o de las alternativas existentes cuando éstas no funcionan. Paradójicamente, otros ejemplos con menos impacto en la salud pública como los accidentes de tráfico –con 1.200 víctimas el año pasado– reciben un alto nivel de atención gubernamental y mediático.

Para analizar la problemática actual del tabaco, LA RAZÓN, con la colaboración de Philip Morris, convocó el «Café sobre la Reducción del Daño en Tabaquismo», en el que participaron Antonio Sierra, catedrático de Medicina Preventiva y Microbiología y exviceconsejero de Sanidad de Canarias; Ángel González, catedrático Emérito de Quimica de la Universidad Complutense de Madrid, director del Departamento de Láseres y Haces Moleculares del Instituto Multidisciplinario de la Universidad Complutense de Madrid; Francisco Zaragozá, catedrático de Farmacología de la Universidad de Alcalá de Henares, y José Miguel Rodríguez González-Moro, jefe de servicio de Neumología en Hospital Universitario Príncipe de Asturias.

Es cierto que, debido a las nuevas normativas de control del tabaquismo y a la crisis económica, el número de fumadores ha descendido. Sin embargo, este descenso se ha ralentizado actualmente en nuestro país, donde el tabaquismo aún afecta a un tercio de la población, recuerda González-Moro. En España parece que, a pesar de los esfuerzos, las políticas de prevención y cesación no terminan de dar los resultados esperados. Y cada vez se hace más evidente la necesidad de abordar el problema desde otro enfoque que permita introducir medidas complementarias para reducir el número de fumadores.

Alternativas

El problema del tabaquismo está en el humo. Señala el Dr. Zaragozá que cuando los fumadores encienden y queman un cigarrillo, se exponen a una gran cantidad de sustancias tóxicas que se producen por la combustión, cuyos niveles, completa el Dr. Sierra, pueden llegar a reducirse hasta un 95%. En la actualidad existen a disposición de los fumadores mejores alternativas, como el electrónico o el tabaco para calentar. Y en la medida en que sean adoptadas por quienes no pueden o no desean dejar de fumar, «podremos hablar de reducción del daño».

En Suecia lo han conseguido. Allí, la disponibilidad y uso de un producto alternativo al tabaco tradicional llamado snus, ha contribuido a que este país tenga la tasa de fumadores y de cáncer de pulmón en hombres más baja del mundo. Pero España no es el país escandinavo y debe buscar sus propias estrategias para reducir los daños del tabaquismo, a través de medidas complementarias a las actuales que, en opinión de los ponentes, ya han demostrado ser insuficientes para atajar el problema.

La meta final no es eliminar el daño, ya que es conocido que tanto en tabaquismo como en cualquier epidemia, la erradicación prácticamente no existe. Señala Antonio Sierra que «lo importante es trabajar por llevar a las enfermedades a los mínimos posibles», y es así como lo plantean en la Organización Mundial de la Salud. «Por tanto, nuestra estrategia en el tabaquismo debe ser la de tratar de reducir el daño al mínimo», señala el Dr. Sierra. De este modo, evitar la iniciación en el hábito de fumar debe ser lo primero, pero cuando un fumador no puede o no quiere dejar de fumar, deben entrar en juego las alternativas.

El primer paso es llegar a la ciudadanía, y aquí aún no se ha dado. «La mayoría aún no contempla la reducción del daño porque la información que le llega es escasa e imcompleta a pesar de las evidencias que ya tenemos», apuntó el Dr. Sierra. Y es que ya hay resultados de estudios independientes que poner en evidencia el potencial que tienen estas alternativas sin humo (como cigarrillos electrónicos y tabaco sin combustión) para reducir el número de fumadores y el daño, consecuentemente. Un ejemplo es el último estudio realizado en fumadores con EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), que demuestra que los pacientes que empezaron a usar el cigarrillo electrónico mejoraron sus resultados. «A corto y medio plazo, serguir aportando nicotina mantiene bien al paciente, pero dejar de aportar sustancias tóxicas, hace que la función pulmonar aminore su caída, disminuya la tos del fumador y tenga menos exacerbaciones. Y reducirlas se ha convertido en un objetivo fundamental del tratamiento de esta enfermedad», destaca González-Moro.

Deshabituación

No obstante, la mejor alternativa siempre es dejar de fumar. Se puede, con mucha fuerza de voluntad, pero la realidad es que son muchos los casos en los que el paciente no lo consigue. Las políticas de deshabituación tabáquica juegan un papel fundamental, pero está claro que no son suficientes y que son poco conocidas. «Hay una desinformación total, ni siquiera yo conozco la de Canarias.

Sorprende que de la primera causa de muerte no sepamos con qué dispositivos contamos para reducirla», sostuvo Sierra.

Medicina

El tabaquismo implica una adicción cuyo abandono requiere un tratamiento que, en España, no está financiado. «Hay pacientes que vienen a la consulta con enfermedades pulmonares que no pueden dejar de fumar y hay que ofrecerles tratamientos de deshabituación. Sin embargo, la eficacia de estas terapias no es alta –menos del 10% consigue mantenerse abstinente–. Por este motivo, hay que tener en cuenta todas las alternativas para aquellos pacientes que no quieren o no pueden dejar de fumar». En opinión de González-Moro, hay que «trabajar y desarrollar estudios que avalen este tipo de productos», ya que en España el concepto de emplear alternativas que ocasionan menos daño para el paciente es poco conocido.

De nuevo es el problema de la desinformación, y no sólo de los fumadores, sino también de la comunidad científica y médica. En este sentido, Ángel González apunta que «es importante difundir los hallazgos científicos sobre las alternativas de forma divulgativa y concretamente para conocimiento de los especialistas en salud y de la comunidad científica que pueda valorarlas». Además, Antonio Sierra no entiende que «la OMS se muestre reticente a dialogar con el sector del tabaco basándose en una norma de hace 15 años cuando existía un conflicto de intereses, mientras que la situación ha cambiado, ya que esta industria ha tomado la iniciativa de apostar por productos menos dañinos. Este conflicto hoy día podría no ser tan claro».

De esta manera, tanto el fumador como la comunidad científica y médica podría contar con una información veraz acerca de las alternativas al cigarrillo. «Falta mucho para que un médico recomiende estas alternativas a un paciente con el que ya se ha probado todo. Pero si no es el médico, en breve será el paciente el que acuda preguntando por ellas y ahí, tendremos que opinar. Y en ese punto es donde espero que aparezcan estudios con los que poder informar a los pacientes», explicó José Miguel Rodríguez González-Moro.

Reino Unido

Ahora mismo, la referencia a nivel internacional es Reino Unido. Allí, el Real Colegio de Médicos se ha posicionado asegurando que las estrategias de reducción del daño en el tabaquismo representan un complemento muy potente a las políticas existentes de prevención. También recientemente el Comité de Ciencia y Tecnología del Parlamento Británico ha publicado un informe en el que revisa los estudios realizados y señala que los cigarrillos electrónicos son un 95% menos nocivos e insta al gobierno a implementar una regulación basada en las evidencias científicas, comentó el Dr. Sierra. Para él, el apoyo científico que supone este documento facilita el trabajo al resto de países, como España, que acusa una falta de dinamismo en cuanto a la reducción del daño.

A vista del ejemplo inglés, mantuvo González, y ante la gravedad de la situación, «quizá fuese el momento de lanzar una comisión nacional de expertos multidisplinares». Sin embargo, las perspectivas no son halagüeñas, ya que tanto la Medicina como la Administración no dan signos de querer avanzar: «Parece que hemos llegado hasta aquí, hemos protegido al no fumador con algunas políticas, pero ahora nos quedan los fumadores», concluyó González-Moro. ¿Vamos a dar un paso más para ofrecerles esas alternativas?
JC
Moderador
 
Mensajes: 9527
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 29 Oct 2018, 20:16

eldiario.es - ConsumoClaro

Falsos mitos y evidencias sobre la reducción de daños

Réplica de la Organización de Médicos en Apoyo del Vapeo al artículo Un nuevo estudio alerta de la toxicidad de los vapores del cigarrillo electrónico, publicado en ConsumoClaro el 25/09/2018

Carmen Escrig
27/10/2018 - 21:09h

Hace unas semanas se dio a conocer un estudio de la Universidad de Carolina del Norte que aseguraba que algunos de los ingredientes presentes en los cigarrillos electrónicos pueden llegar a ser más tóxicos que la nicotina. Dicho estudio apuntaba, más concretamente, a los líquidos de los vaporizadores personales, alertando de la presencia de propilenglicol y glicerina vegetal.

Por descontado, se obviaba no solo que no existe, en la amplia bibliografía científica al respecto, ninguna prueba de que ambas sustancias sean más toxicas que la nicotina, sino que tanto el propilenglicol como la glicerina se utilizan en alimentación, cosmética e, incluso, en medicamentos inhaladores.

Sensacionalismo científico

Sin embargo, es tan solo un caso de los muchos estudios que nos encontramos con graves deficiencias metodológicas y/o con conclusiones alarmistas. Otra de las investigaciones más recientes, realizada por la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg, aseguraba que no se podía descartar la presencia en el vapor de los e-cigs de sustancias como arsénico, plomo, zinc o magnesio.

En un claro caso de sensacionalismo, dicho estudio olvidaba mencionar que tampoco se puede descartar la presencia de metales pesados en otros lugares, como los alimentos que comemos o el aire que respiramos. Es anticientífico pasar por alto que lo importante no sólo es la sustancia, sino su concentración, principio clave que establecía ya Paracelso en el siglo XVI.

Y, de hecho, el estudio mostraba que la cantidad de esas sustancias presentes en el vapor estaba muy por debajo de los límites fijados como seguros por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

Otra revisión publicada en la revista BMJ, se centraba en el plomo y en el arsénico, asegurando que ambas sustancias, que pueden estar presentes en el vapor de los cigarrillos electrónicos, son perjudiciales en cualquier concentración. De igual modo que lo son las concentraciones de metales pesados en el pescado que comemos y no por ello los médicos dejan de recomendar que se incluya el pescado en la dieta.

Por supuesto que el plomo y el arsénico son terriblemente tóxicos, pero precisamente por eso, la FDA establece límites de exposición. Igualmente, las legislaciones como la Directiva Europea de Productos del Tabaco establecen unos estrictos controles de calidad y seguridad en la fabricación de los cigarrillos electrónicos.

Un claro ejemplo de la importancia de no olvidar los principios de la toxicología es el Oxígeno, que genera radicales libres que oxidan los tejidos, provocando numerosos tipos de cáncer. Sin embargo, está científicamente demostrado que ningún ser humano puede vivir en un ambiente libre de oxígeno. Al igual que nadie puede vivir y, menos en la actual era industrial, en ningún ambiente libre de miles de compuestos tóxicos y bioacumulables.

El momento de la reducción de daños

Si analizamos todos estos estudios, además del sensacionalismo, encontramos un denominador común. Todos y cada uno de ellos obvian lo más importante del cigarrillo electrónico: es una Herramienta de Reducción de Daños dirigida exclusivamente a fumadores adultos. El e-cig no es un producto inocuo; de hecho, no existe nada inocuo; pero el Real Colegio de Médicos de Reino Unido establece que es un 95% menos perjudicial que el tabaco.

Si un fumador pasa a consumir muchísimas menos sustancias tóxicas probablemente evitará una muerte prematura. Lo ideal es no fumar, ni vapear, al igual que lo ideal sería no respirar el aire de las ciudades, bastante más tóxico que el vapor de un cigarrillo electrónico, tal y como demuestran los estudios de los Profesores Joan Grimalt, Miguel de la Guardia o Ángel González.

Sin embargo, partimos de una realidad incontestable y es que un amplísimo porcentaje de fumadores (hasta un 95% según las condiciones) fracasa a la hora de dejar de fumar. ¿Qué debemos hacer? ¿Darles la espalda o ayudarles a pasarse a alternativas mucho menos dañinas y no letales?

Desgraciadamente, algunas autoridades sanitarias han optado por la primera opción y por encerrarse en un alarmismo infundado, alegando que pueden constituir una puerta de entrada al tabaquismo para los más jóvenes o que es una estrategia de las tabaqueras para captar nuevos adeptos. Los vaporizadores personales provienen de un sector independiente cuya evolución, desde el registro de la primera patente en 1963, ha estado impulsada por los propios usuarios. Por otro lado, la industria tabaquera ha lanzado sus propios productos de riesgo reducido, anticipando un futuro sin humo. ¿Por qué es esto malo?

Respecto al acceso de jóvenes a estos dispositivos, por supuesto que es algo que hay que evitar, pero no demonizando el producto a costa de la vida de los fumadores adultos. En España, a diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos, la legislación prohíbe la venta a menores, un caso similar al que ocurre en Reino Unido, un país que promociona activamente el cigarrillo electrónico como producto de reducción de daños y que, al mismo tiempo, ha visto cómo las tasas de tabaquismo, incluyendo entre los jóvenes, están cayendo más rápido que nunca.

Hace poco, se celebró el Primer Congreso Científico sobre Reducción de Daños por Tabaquismo en España, que mostró la amplia base de evidencias científicas que hay en torno al uso de productos de riesgo reducido. A raíz de ese congreso, numerosas autoridades médicas y científicas firmaron el llamado Manifiesto por la reducción de daños del tabaquismo, cuyo objetivo es ir más allá y crear una plataforma abierta de la que formen parte todos y cada uno de los actores implicados en esta lucha.

Por supuesto, es importante contar también con las autoridades sanitarias, y, si todos colaboramos para desarrollar un debate abierto, científico y objetivo sobre la reducción de daños, estaremos más cerca de acabar con la lacra del tabaquismo.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9527
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 29 Oct 2018, 20:19

El anterior es un artículo de réplica a investigaciones científicas que alertan de la toxicidad del consumo con cigarrillos electrónicos. Y para la réplica utiliza la vieja táctica de "más contaminan los coches y no se prohíben" o "el aire de las ciudades es más tóxico y no por eso vamos a dejar de respirar". Mucho nivel.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9527
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 11 Nov 2018, 23:50

El País

EE UU restringirá la venta de cigarrillos electrónicos con sabores
El Estado de Nueva York prepara una regulación para prohibir la comercialización de los vaporizadores más populares entre los adolescentes

Sandro Pozzi
Nueva York 10 NOV 2018 - 01:19 CET

La agencia del medicamento en Estados Unidos (FDA, en sus siglas en inglés) se dispone a aplicar nuevas restricciones a la venta de cigarrillos electrónicos con sabores, para así disminuir su consumo entre los adolescentes. Las últimas cifras son alarmantes. Para empezar a poner orden en una industria sin regular se prohibirá su venta en gasolineras y tiendas de conveniencia. Y en las que se realicen por Internet, se tendrá que verificar que el comprador es mayor de edad.

Las limitaciones a la comercialización de estos productos a base de nicotina se detallarán la semana que viene. Scott Gottlieb, titular de la FDA, ya advirtió hace dos meses que la agencia iba a ser muy severa si los fabricantes de cigarrillos electrónicos aromatizados no adoptaban medidas concretas para evitar que estos dispositivos fueran adquiridos por menores. Habló entonces de que el uso de vaporizadores alcanzó proporciones que calificó de “epidémicas”.

El demócrata Andrew Cuomo, que acaba de ser reelegido gobernador de Nueva York para un tercer mandato, quiere ir más lejos y se dispone a presentar una serie de medidas reglamentarias para prohibir la venta de vaporizadores de nicotina con sabores. “Hay que intervenir de una manera contundente para proteger a los jóvenes”, sentencia el comisario de Salud, Howard Zucker. El objetivo es que esta medida, adoptada ya en San Francisco, entre en vigor el próximo año.

El Departamento de Salud de EE UU estima, por su parte, que más de dos millones de estudiantes de secundaria consumen cigarrillos electrónicos. La popularidad creciente de estos dispositivos entre los adolescentes preocupa a las autoridades en Washington, hasta el punto de haber solicitado la elaboración de varios estudios que determinen el efecto en la salud de los compuestos químicos de los aerosoles.

“Son el producto derivado del tabaco más utilizado por los jóvenes”, afirma la agencia gubernamental en un comunicado publicado esta semana, en el que señala que el uso de estos vaporizadores creció un 75% entre las personas en edad escolar en solo un año. El temor, además, es que estos dispositivos sean una puerta de entrada al consumo de tabaco tradicional, cuyos efectos son aún más nocivos.

Gottlied insistía hace dos meses que no puede tolerar que una nueva generación de jóvenes sea adicta a la nicotina. Las restricciones que prepara la FDA se aplicarán a cápsulas con sabores como las que se venden bajo la marca Juul, que controla el 70% del mercado. Las otras investigadas son Vuse, MarkTen, Blue E-cigs y Logic. En principio estarán excluidos los sistemas de tanque abierto disponibles en tiendas de vaporeo.

El problema, según las autoridades sanitarias en EE UU, es que se tiene la idea de que los cigarrillos electrónicos aromatizados no son dañinos para la salud. Explican, sin embargo, que el usuario en realidad no sabe cuánta nicotina está consumiendo. Los nuevos dispositivos, señalan, son más pequeños y eficientes, lo que permite una mayor concentración. Se calcula que solo en Nueva York hay 700 establecimientos dedicados al vaporeo.

La FDA está contemplando en paralelo prohibir la venta de los cigarrillos de mentol, por su alta adicción y sus riesgos para la salud. Pero este es un proceso que puede llevar más tiempo imponer y aplicar. Si finalmente se da ese paso, será un importante revés para British American Tabacco, que comercializa la marca Newport. Es el producto más vendido por la multinacional en EE UU. El mentol también es importante para Altria.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9527
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Anterior

Volver a Noticias

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Majestic-12 [Bot] y 6 invitados

cron