BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Noticias aparecidas en medios de comunicación sobre tabaquismo y fumador pasivo.

Moderador: moderador

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 15 Dic 2016, 21:28

Expansión (blog "Peón de dama", Manuel del Pozo)

¿Cuándo desaparecerá Marlboro?

15/12/2016 | 20:24

André Calantzopoulos dejó atónitos a los analistas bursátiles al anunciarles la desaparición de Marlboro y de los cigarrillos tradicionales. "No sé cuándo, pero espero que sea pronto". Resultaba inaudito que el CEO de Philip Morris vaticinara con una sonrisa la muerte de su producto más emblemático. Calantzopoulos fue incluso más allá al reconocer abiertamente que Philip Morris es consciente de que sus productos hacen daño a los consumidores y que el futuro de la multinacional líder del mercado de tabacos es descubrir y comercializar artículos menos dañinos.

Philip Morris decidía así coger el toro por los cuernos y adelantarse al momento en que las crecientes restricciones sanitarias lleven a todos los países a una prohibición total del tabaco. Para afrontar ese fatídico trance, la multinacional quiere tener consolidados en el mercado una serie de productos sustitutivos que permitan a los consumidores seguir disfrutando del placer de fumar y que al mismo tiempo sean un 90% menos nocivos para la salud que el cigarrillo tradicional.

La empresa no se hace el haraquiri de forma gratuita, sino que pretende seguir viviendo del tabaco durante muchos años. Porque a pesar de las restricciones presentes y futuras, la Organización Mundial de la Salud estima que en 2025 seguirá habiendo más de 1.000 millones de fumadores en el mundo, y el fabricante de Marlboro, Chesterfield y L&M quiere seguir haciendo negocio gracias a ellos.

Para esos futuros fumadores, Philip Morris acaba de lanzar el primero de los sustitutos de Marlboro: el iQOS, una denominación que se asemeja a los productos más vanguardistas de Apple. Se trata de un dispositivo electrónico que calienta el cigarrillo en lugar de quemarlo, con lo que se reducen sustancialmente los efectos más dañinos del tabaco. El iQOS contiene nicotina -y, por tanto, es adictivo-, pero lo relevante es que no se produce la combustión, que es la principal causante de las enfermedades provocadas por el consumo de tabaco.

El dueño de Marlboro ha invertido 3.000 millones de dólares en su centro de Innovación de Neuchâtel (Suiza) para desarrollar el iQOS y otros productos similares que estarán basados en calentar el tabaco y no en quemarlo. Éste es el camino estratégico que ha decidido tomar Philip Morris. Otras multinacionales, por el contrario, están desarrollando filtros especiales para intentar reducir al máximo los efectos nocivos de los cigarrillos.

El día que desaparezca Marlboro se pondrá fin a una enseña que ha hecho leyenda en el mundo del márketing. La marca fue fundada en 1924 y toma su nombre de la calle Great Marlborough, en Nueva Jersey, que es donde estaba la primera fábrica de Philip Morris. En sus inicios, Marlboro iba dirigido a mujeres, ya que en esa época fumar cigarrillos con boquillas o filtros era bastante afeminado.

Hasta que en los años 50 todo cambió. Se publicaron varios estudios que relacionaban el consumo de tabaco con el cáncer, y los creativos de Philip Morris tuvieron la genial idea de dar la vuelta a la compañía aprovechando que entonces se creía que el cigarrillo con filtro era menos perjudicial. Decidieron reposicionar la marca para enfocarla al público masculino y diseñaron el famoso paquete de tabaco rojo y blanco. La campaña publicitaria -ideada por Leo Burnett- se centró en mostrar hombres viriles, y fue entonces cuando apareció el famoso vaquero que se convertiría en el estandarte de Marlboro para conquistar el mundo. Se da la triste paradoja de que tres de los actores que dieron vida a los Marlboro Man murieron de cáncer de pulmón.

A la campaña del vaquero le siguió uno de los 'co-brandings' más rentables de la historia, la unión de Ferrari y Marlboro en una escudería de la Fórmula 1. Aquello fue el despegue definitivo para convertirse en líder mundial en 1980, posición que ha mantenido hasta la actualidad. Marlboro vende alrededor de 40.000 millones de cajetillas de tabaco al año en el mundo, de las que 350 millones se comercializan en España. En nuestro país tiene una cuota de mercado del 16%, seguido de Winston, Chesterfield, Fortuna, Camel y Lucky Strike. El grupo Philip Morris gana más de 25.000 millones de euros en el mundo y alrededor de 50 millones en España.

Encontrar un negocio que sea tan rentable como éste no es tarea fácil. El nuevo producto iQOS es todavía un futurible y pasarán muchos años hasta que pueda alcanzar las cifras de ventas de su hermano mayor. Philip Morris ha decidido avanzar de forma decidida hacia un futuro postabaquismo y asomarse al abismo, igual que el vaquero de Marlboro y su caballo miraban desafiantes al horizonte desde lo alto de las colinas de Monument Valley.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9095
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 15 Dic 2016, 21:33

Actualidad Gadget

iQuos es la alternativa de Marlboro al tabaco clásico, igual de perjudicial

Publicado por Miguel Hernández el 15 de diciembre de 2016 a las 23:00.

El tabaco es un fenómeno en extinción, y para bien. Y es que cada vez son menos los fumadores, de hecho, en España se fuma menos que nunca, ya que el consumo de tabaco ha descendido drásticamente desde las 4.310 millones de cajetillas de 2010 hasta las 2.144 cajetillas del año 2016 (datos de Hacienda). Sin embargo, Malrboro y su propietaria Philip Morris se niegan a dar por terminada la era del tabaco, aunque su consumo descienda lentamente y su precio aumente casi al mismo ritmo. Por ello, presentan iQuos, una alternativa tecnológica al tabaco habitual, más moderno, menos dañino pero igual de adictivo.

Este dispositivo llegaba el día 14 al mercado español, y la clave es un híbrido entre los cigarrillos electrónicos vistos hasta ahora y los tradicionales de toda la vida. Para ello, emplean un vapor que contiene niveles inferiores a un 10% de componentes dañinos en la salud, lo que está por debajo del Marlboro habitual, pero sigue siendo un factor importante para menoscabar nuestra salud. Contiene nicotina, sin embargo, para fumar no se emplea la clásica combustión de las altas temperaturas, lo que hacen es “calentar” el cigarro a 250 grados, por debajo de los 800 grados habituales que es lo que se produce al quemar el tabaco y inhalar una calada. Para fumar se emplearán unos cigarrillos adaptados que tienen forma tradicional y se insertan en la “pipa”.

Esto no quiere decir que sea mejor para salud, es diferente, una adaptación a los tiempos igual de adictiva e igual de dañina, ya que esta disminución de agentes tóxicos quizás sólo aliente a fumar más aún. Este producto ya está presente en 14 mercados de todo el mundo, de hecho en Japón parece todo un éxito, ya que el 5% de los fumadores del país nipón está empleando iQuos habitualmente. El problema una vez más con este tipo de mecanismos para fumar es la regulación, si estará igual o no de prohibido en espacios públicos que el tabaco tradicional. Sin embargo, siempre es un buen momento para dejar de fumar, y si no has empezado, hay hobbies más interesantes.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9095
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor Asíndeton » 17 Dic 2016, 06:57

Si alguien piensa de una compañía tabacalera, como ésta por ejemplo, que está preocupada por la salud de la personas y crear un producto que no sea nocivo, o menos nocivo, porque son conscientes del daño que han hecho, solo caben dos posibilidades: o es fumador o vive en Marte.

Que Marlboro recule en lo del "tabaco tradicional" no es sino una estrategia para colocar otros productos adictivos y seguir viviendo de crear y mantener drogadictos por todo el mundo. Pero luego siempre hay gente que cree en el tarot, en adivinos, o en la inocuidad de los cigarrillos electrónicos y productos similares.
Qué pena que, por pensar que puedes hacer poco, no hagas NADA. (Edmund Burke)
"La industria tabacalera es el vector no biológico de la peor pandemia que sufre la humanidad" (Tabaré R. Vázquez Rosas)
Asíndeton
 
Mensajes: 2476
Registrado: 26 Mar 2011, 03:08
Ubicación: MADRID

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 19 Dic 2016, 01:34

El Confidencial

¿ESTAMOS ANTE EL FUTURO DEL TABACO?
Siete días fumando tabaco sin combustión: mi experiencia con el iQOS de Marlboro
Philip Morris está lanzando en España su nuevo tabaco sin combustión, del que asegura que podría ser menos perjudicial. Lo he probado una semana: estas son mis conclusiones.

C. Otto
19.12.2016 – 05:00 H.

Están siendo semanas intensas en las oficinas españolas de Philip Morris (Marlboro, L&M, Chester...). La culpa la tiene iQOS, el nuevo dispositivo de tabaco sin humo ni combustión que la multinacional tabaquera está introduciendo ahora mismo en nuestro país. Hace dos semanas, la compañía ofreció a varios medios una entrevista con el director general de la compañía para que nos hablase de iQOS y sus efectos potencialmente menos dañinos para la salud ('potencialmente' es la palabra clave). Este periódico aceptó la entrevista, pero con un añadido: necesitaríamos un ejemplar de este dispositivo para probarlo por nosotros mismos, evaluar su contenido, mostrárselo a profesionales sanitarios, etc.

Desde Philip Morris aceptaron, así que entre el miércoles 7 y el martes 13 de diciembre estuve fumando iQOS. Lo que viene a continuación es una crónica bicéfala: por una parte, la tecnología objetiva, los hechos científicos argumentados por Philip Morris y la opinión de dos médicos españoles; por otra, las sensaciones físicas y psicológicas que, como fumador habitual, he experimentado durante siete días con este nuevo tabaco sin humo ni combustión.

Día 1: ¿cómo funciona todo esto?

El miércoles 7 de diciembre me dirijo a las oficinas madrileñas de Philip Morris, donde el equipo de comunicación me presenta iQOS (que no es tabaco como tal, sino el dispositivo electrónico que calienta el tabaco), me enseña a usarlo y me ofrece probarlo.

Evidentemente, la compañía no puede proporcionarme legalmente las unidades de tabaco (eso lo compraré por mi cuenta), con lo que salgo de allí con IQOS y me dirijo a comprar un paquete de 20 pequeños cigarros (quizá la mitad que los normales), que cuesta 4,85 euros.

Ya en casa, y tras haber cargado la batería externa/cargador durante hora y media, aproximadamente, introduzco iQOS en dicho cargador –donde permanecerá entre 4 y 5 minutos–, lo saco, meto en él la unidad de tabaco, aprieto el botón de calentado y espero unos 20 segundos, hasta que la luz me indique que puedo empezar a fumar.

Una vez que todo está listo (habrán pasado unos 5-6 minutos desde que empecé), dispongo de unos 6 minutos o 12-14 caladas (lo que antes suceda) antes de que el cigarro deje de servirme.

Doy la primera calada y llega lo primero que me llama la atención: efectivamente no hay humo, sino algo que se parece más al vapor de un cigarrillo electrónico. Sea lo que sea (lo veremos más adelante), la cantidad es bastante inferior a la de humo de un cigarro, aunque si me esfuerzo en dar una buena calada, aumenta. El sabor me recuerda al de un cigarro tradicional, aunque no es lo mismo. Quizá más suave, algo que a los fumadores les encantará o les decepcionará según sus gustos. Además del sabor que he comprado, hay otros dos a la venta: uno más suave que el que estoy fumando y otro mentolado.

Las caladas pasan rápidas: si eres de los que fuma despacio, más vale que te des prisa, ya que una vez que iQOS se haya apagado no podrás seguir fumando hasta recargarlo de nuevo. Una vez terminado el primer cigarro, desmonto el resultado. En primer lugar veo que la boquilla tiene dos partes: el filtro tradicional y lo que parece ser una especie de tubo para el vapor que será generado. En cuanto al tabaco, no es la picadura a la que los fumadores estamos acostumbrados, sino un tabaco especial y laminado.

En lo que queda de día me fumo unos tres o cuatro cigarros más. La primera experiencia, al menos en lo que a sabor se refiere, ha sido similar a la de un cigarro tradicional, pero aún me queda una larga semana por delante.

Día 2: ¿Por qué no quemar el tabaco?

Philip Morris parte en sus investigaciones de un argumento: las sustancias nocivas del tabaco no residen sólo en la nicotina, sino también en la combustión del cigarro y, por consiguiente, el humo que inhalamos para luego devolverlo al exterior.

Por eso, la filosofía de iQOS es que el fumador consuma un producto de tabaco que no entre en combustión, sino que sea calentado a la temperatura suficiente para que el fumador experimente una sensación similar al del cigarro tradicional. Como consecuencia de esto, iQOS no produce humo, sino un vapor que, según la tabaquera, "contiene niveles inferiores al 10% de los componentes dañinos del humo de cigarrillo" y "no afecta de manera adversa en la calidad del aire en espacios cerrados".

Así pues, por un lado tenemos las unidades de tabaco (vendidas aparte) y por otro el dispositivo iQOS y su cargador. El pack del dispositivo, cargador y accesorios de limpieza cuesta 70 euros, pero no se vende en estancos: debe ser un comercial de Philip Morris el que te lo venda.

El dispositivo en cuestión cuenta con su propia batería, el contacto para cargarla, el botón de calentamiento y el cabezal para introducir el tabaco.

Además, está diseñado para conseguir el objetivo antes mencionado: calentar las unidades de tabaco. Para ello cuenta con un 'software' específico y una lámina de platino que será la encargada de calentar el tabaco para su consumo. En este sentido, la labor técnica es importante: mientras los cigarros tradicionales suelen arder a unos 800ºC al ser encendidos, el 'software' de este dispositivo hace que la lámina no pase nunca de 300ºC.

Día 3: Sensaciones físicas

Llevo tres días fumando iQOS y empiezo a notar las primeras sensaciones: las físicas, las asociadas al consumo directo de este tabaco. Porque en Philip Morris me han pedido que durante esta semana sólo fume ese tabaco, pero he decidido compaginarlo con mi cigarrillo tradicional para ver las diferencias.

En cuanto al sabor, en términos generales el tabaco de los 'heets' de iQOS es más suave, menos agresivo. En principio no me disgusta del todo, aunque cuando hago el cambio de un tabaco a otro lo noto bastante, pero eso dependerá del gusto de cada cual.

De hecho, los primeros días aprovecho para hacer un experimento: le doy a probar este nuevo tabaco a un fumador ocasional –de los que te empiezan a pedir tabaco cuando se han tomado tres cervezas– y a un fumador de tabaco negro. Los resultados son los que me esperaba: al primero le encanta iQOS, mientras que al segundo le parece poco menos que una blasfemia.

Por otro lado, la sensación de la nicotina me resulta bastante similar a la del cigarro tradicional, aunque en lo que a cantidad se refiere sí noto la diferencia: no es que un cigarro de iQOS (aproximadamente de la mitad de tamaño) no me 'llene', pero la diferencia es evidente. Esta alternativa puede estar bien para cigarros esporádicos, pero en el día día (cuando fumo bastantes más de lo que a todo fumador nos gustaría reconocer) sigo prefiriendo lo de siempre.

Día 4: ¿Qué argumenta Philip Morris?

Cuando hablamos con Philip Morris, hay una palabra que se repite de manera constante: "potencial". Desde la compañía nos insisten en que, a día de hoy, no pueden asegurar al 100% que su producto sea menos dañino que un cigarro tradicional, sino que, partiendo de sus propios estudios, es "potencialmente menos dañino".

La precaución es evidente, ya que el veredicto científico y legal sobre iQOS no corresponde a Philip Morris, sino a cada uno de los países que tengan que regular su producto. Por eso, por ahora la tabaquera define iQOS como un Producto de Riesgo Reducido (PPR), una clasificación que engloba, entre otros, a los cigarrillos electrónicos.

De todos modos, Philip Morris insiste en los resultados de sus propios estudios. Según Moira Gilchrist, directora científica de la multinacional, "los resultados hasta la fecha demuestran que el vapor de iQOS tiene niveles significativamente inferiores de componentes dañinos y que el producto es satisfactorio para el fumador adulto, mientras que tiene un atractivo insignificante para aquellos que han dejado de fumar como para los que nunca lo han hecho. Estos resultados a la fecha apuntan claramente en la dirección de la reducción del riesgo". Si quieres conocer parte de dichos estudios, puedes verlos aquí.

Llegado el momento me entrevisto con Mario Masseroli, director general de Philip Morris en España, que me cuenta los comienzos de este proyecto: "Todo empezó en 2003, cuando montamos un centro de investigación y desarrollo en el que trabajan 430 científicos, ya que buscábamos una alternativa al cigarrillo convencional que tuviera el potencial de reducir el riesgo para la salud", asegura.

Masseroli defiende la aparente idoneidad de calentar el tabaco –en vez de encenderlo– y eliminar el humo: "El principal causante de enfermedades por tabaquismo procede de la combustión del cigarrillo, y al no tener combustión eliminamos buena parte del riesgo". Sin embargo, iQOS "no es un producto libre de riesgos. Sigue teniendo nicotina, así que queremos que sea consumido únicamente por fumadores adultos. Este no es un producto para dejar de fumar, sino para el adulto que quiere seguir fumando, pero con una alternativa que tenga un riesgo más reducido".

A día de hoy, la 'batalla' de la tabaquera se libra de cara a las autoridades sanitarias de todos los países en los que lanza el producto: "Acabamos de hacer la solicitud del proceso de aprobación de la FDA (Food & censurado Administration) de Estados Unidos, para que revisen en detalle toda nuestra ciencia y puedan certificar que tenemos un producto con el potencial de reducir el riesgo. También lo estamos comenzando a gestionar en otros países, pero hasta que no lo certifiquen las autoridades sanitarias no podemos decir que iQOS sea un Producto de Riesgo Reducido", me cuenta.

Día 5: Sensaciones psicológicas

Mis días con iQOS avanzan y cada vez empiezo a notar más lo que seguramente sea el mayor problema de este producto de cara a los fumadores: las sensaciones psicológicas.

Porque sí, los fumadores tenemos un catálogo infinito de factores psicológicos (a cual más estúpido, dicho sea de paso) vinculados al tabaco: están los acostumbrados a la forma del cigarrillo (que no la cambian por nada del mundo), los que tienen cierto fetiche hacia el paso del humo por la garganta, los que fuman en situaciones de nerviosismo, los que lo que hacen en situaciones relajadas... Un sinfín de sandeces, sí, pero todas ellas (son muchas más de las que he enumerado) nos influyen a la hora de fumar.

En cuanto al sabor y a mi propia experiencia de fumar, la verdad es que la diferencia no ha sido demasiada: el tabaco de iQOS no tiene tanto 'sabor' como los cigarros tradicionales, pero algo tiene. También produce vapor (en menor cantidad que el humo tradicional) y, a pesar de que sus cigarros son la mitad de grandes que los tradicionales, me sentí saciado.

Sin embargo, desde que decides que quieres fumar hasta que finalmente lo haces pueden pasar cinco minutos. No es un drama, pero ya saben: los fumadores tenemos ese tipo de manías, y a mí la espera me resultó bastante peñazo. En Philip Morris me dijeron que esa sensación desaparece con el uso prolongado y que debería haber hecho mi experimento sin seguir fumando mis cigarros tradicionales, pero mi experiencia fue esa.

Respecto al tema de la salud, aquí el subconsciente de cada cual será el que decida. Si lo que dicen los estudios de Philip Morris es cierto, mi tabaco de iQOS es menos perjudicial que el tradicional, pero aún tendrán que demostrarlo. En cualquier caso, no seamos hipócritas: la preocupación de los fumadores por nuestra salud, si no nula, como poco es escasa. Si no, no fumaríamos.

¿Le recomendaría a un fumador que lo probase? Sí, por probar no pierde nada. ¿Le aseguraría que iQOS es menos nocivo que un cigarrillo tradicional? En absoluto. ¿Se lo recomendaría a alguien que quiera ir dejando de fumar? Ni de broma. ¿Dejaré mis cigarrillos tradicionales para pasarme a iQOS? No.

Día 6: ¿Qué opinan los expertos?

Ya conocemos la versión de Philip Morris, pero, ¿qué piensan los médicos de todo esto? Hemos hablado con dos de ellos. Carlos Jiménez, neumólogo y director del programa en investigación en tabaquismo de Separ, reconoce lo que parece evidente, pero lanza varias advertencias: "Al no haber combustión no se producen ciertas sustancias tóxicas del tabaco como el monóxido de carbono. Sí, este tipo de productos son menos perjudiciales que el cigarrillo tradicional, pero también tienen sustancias tóxicas. No podemos decir que sea un producto ni mucho menos inocuo, es algo tóxico para la salud", asegura.

A Jiménez todo este discurso le parece medianamente frívolo: "No deberíamos hablar de productos más y menos tóxicos para la salud, sino de productos tóxicos para la salud. Desde el ámbito sanitario no nos parece un producto adecuado para su uso, ya que perjudica la salud y produce enfermedades".

Más duro se muestra Francisco Camarelles, médico de familia y vicepresidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT): "La industria del tabaco lleva muchos años con estrategias para decir que están preocupados por disminuir los riesgos del tabaco. Ya lo intentaron hace años con los cigarrillos 'light', diciendo que iban a ser menos peligrosos, pero luego salieron estudios que desmentían eso".

De hecho, la Unión Europea ya prohibió a las empresas tabaqueras usar la etiqueta 'light', nadie puede vender tabaco con la denominación 'light'".

"Quieren vendernos que es menos nocivo, pero eso tendrán que demostrarlo", asegura. "Es cierto que si no quemas el tabaco tienes menos sustancias tóxicas, pero eso no significa que lo que se esté produciendo no sea tóxico. Tendrán que demostrar que lo único perjudicial que tiene es la nicotina y que no lleva alguna otra sustancia tóxica. Porque si sólo fuese perjudicial la nicotina, en vez de usar iQOS habría que empezar a dar a los fumadores productos que sólo lleven nicotina y no sean cigarrillos".

En cualquier caso, "aunque lo único perjudicial fuese la nicotina, no hay que olvidar que es una sustancia adictiva y con efectos sobre el sistema cardiovascular".

Día 7: Conclusiones

A favor
1. La experiencia (sabor, humo, saciedad...) es similar a la de un cigarrillo tradicional.
2. La tardanza (5-6 mins) entre cargar el iQOS, calentar el tabaco y empezar a fumar quizá (sólo quizá) haga que fumes menos.
3. En general, la experiencia es bastante más limpia que con un cigarrillo tradicional: hay menos humo/vapor, menos olor, no hay monóxido de carbono y no se genera ceniza.

Intermedio
1. Los estudios de Philip Morris, en los que se asegura que el tabaco de iQOS podría ser menos nocivo para la salud, aún no han sido avalados por ninguna autoridad sanitaria pública.

En contra
1. La experiencia es similar a la de un cigarro tradicional, pero sigue habiendo diferencias más que notables.
2. Tardar 5-6 minutos entre cargar el iQOS y calentar el tabaco, si tienes prisa o no quieres esperar, se convierte en algo eterno, al menos al principio.
3. Me resulta bastante frívolo hablar de productos 'más y menos nocivos'. Incluso en el mejor de los casos, iQOS hará que consumas nicotina, y la nicotina es tóxica.
4. Fumar es perjudicial para la salud. Fumar es perjudicial para la salud. Fumar es perjudicial para la salud.

En definitiva, si eres fumador y sientes curiosidad por iQOS, quizá puedas probarlo si algún conocido lo tiene o si quieres gastarte 70 euros en el dispositivo y 4,85 euros en el minipaquete de 20 cigarros. Ahora bien, si lo haces porque te preocupa verdaderamente tu salud, recuerda que los estudios de Philip Morris aún no han sido certificados por ninguna autoridad sanitaria oficial (la FDA americana está en ello); hasta entonces, ni Philip Morris puede vender su producto asegurando ser menos nocivo que el tabaco tradicional ni tú deberías pensar eso sólo porque no veas humo.

¿Sabes lo que sí puedes hacer si eres fumador y realmente te preocupa tu salud? Dejar de fumar. Si necesitas ayuda, puedes acudir a tu médico de cabecera, buscar programas concretos de tu comunidad autónoma, acudir a la CNPT o a la AECC, bajarte esta guía o incluso usar esta aplicación móvil, entre muchísimas otras cosas.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9095
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 20 Dic 2016, 21:46

Redacción Médica

Ni electrónico, ni incandescente: los neumólogos dicen no a todo el tabaco
Alertan de que todas las alternativas al cigarrillo convencional siguen siendo dañinas para la salud

Redacción
Martes, 20 de diciembre de 2016, a las 12:40

Hace una semana, una de las empresas que dominan la industria tabacalera anunciaba el lanzamiento de un nuevo producto. Este híbrido entre el cigarrillo de combustión y el electrónico propone utilizar un filamento incandescente para calentar la nicotina, a diferencia de quemar el tabaco directamente. Dicha compañía alega que este nuevo producto conlleva menor riesgo para la salud que los cigarrillos convencionales y los electrónicos.

Sin embargo, los expertos insisten en que cualquier producto relacionado con el tabaco sigue siendo potencialmente perjudicial y recomiendan cesar su consumo, ya sean cigarrillos convencionales como electrónicos, incandescentes, tabaco de liar o cannabis. “El tabaquismo se mantiene como la primera causa de muerte evitable en España. El consumo de tabaco también supone el mayor factor de riesgo de contraer cáncer de pulmón”, asegura Carlos Jiménez, neumólogo y director del Programa de Investigación Integrada en Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ). “Hay que tener claro que todos los productos relacionados con el tabaco son dañinos para la salud. Estos nuevos sistemas que siguen apareciendo en el mercado no dejan de ser alternativas de la industria tabacalera para hacer frente a la crisis que está viviendo este sector”, añade.

El cáncer de pulmón es la enfermedad más mortal pero no es la única relacionada con el tabaquismo. La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) con más de dos millones de enfermos, aunque con una tasa de infradiagnóstico del 73 por ciento, es la cuarta causa de mortalidad en nuestro país, cobrándose 18.000 vidas anuales. Entre un 85 y un 90 por ciento de los casos de EPOC son atribuibles al tabaquismo. En este sentido, todo fumador mayor de 40 años con problemas respiratorios debería visitar a su neumólogo y realizar una espirometría, la prueba diagnóstica más eficaz para detectar la EPOC. Es una prueba sencilla que permite medir la capacidad de respiración del paciente y detectar cualquier posible anomalía.

Financiar el tratamiento para dejar de fumar ahorra gasto sanitario

“Aunque el Sistema Nacional de Salud financia tratamientos contra la EPOC es importante destacar que el único tratamiento verdaderamente efectivo contra esta enfermedad es dejar de fumar. A pesar de existir fármacos que ayudan a abandonar el hábito, estos no están financiados”, explica Juan Antonio Riesco, neumólogo y coordinador del Año Separ 2015-2016 de la EPOC y el Tabaco. A lo que añade: “Esto dificulta y reduce las posibilidades de combatir esta enfermedad de alta prevalencia en España”. Sin embargo, la financiación de los tratamientos para dejar de fumar aunque solo fuera en pacientes con EPOC supondría un importante ahorro en el presupuesto sanitario. Según el estudio ‘Budgetary impact analysis on funding smoking-cessation drugs in patients with COPD in Spain’ llevado a cabo por Separ, un mayor número de fumadores con EPOC dejaría el tabaco y se produciría un importante ahorro económico del gasto social y sanitario, cuya estimación a los cinco años superaría los cuatro millones de euros.

En definitiva, el tabaco representa un problema importante para la salud respiratoria de la sociedad española y para el sistema sanitario. España es líder, a nivel europeo, en fumadores precoces. El 33 por ciento de las chicas entre 14 y 18 años y el 29 por ciento de los chicos de esa edad son consumidores. La edad media de inicio a los cigarrillos se sitúa en 13 años. Los costes sanitarios de tratar enfermedades producidas por el tabaco ascienden a 8.000 millones anuales, además de los costes sociales y de pérdida de productividad. “Dado el escenario actual resulta imprescindible y totalmente necesario aumentar el número de campañas de prevención y concienciación del potencial riesgo que supone consumir tabaco en cualquiera de sus múltiples formatos”, explica Jiménez. “También es muy importante destacar que a nivel médico no existe evidencia científica suficiente como para recomendar las alternativas al cigarrillo convencional como métodos seguros y eficaces para dejar de fumar”, concluye.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9095
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JoseM » 21 Dic 2016, 02:18

Cuando el precio tiende a 0 la demanda tiende a infinito, traducido al caso ya se sabe lo que sucedió con los productos light, las menores cantidades de nicotina junto con una menor apreciación del riesgo generaba un aumento de un producto que encima era más caro.

¿Preocupación por la salud del consumidor?, me parece que no.
JoseM
 
Mensajes: 1086
Registrado: 02 Feb 2011, 23:12
Ubicación: Asturias

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 23 Ene 2017, 20:48

ABC

Los e-cigarrillos están ampliando el mercado del tabaco a costa de los adolescentes
Cada vez es mayor la cifra de adolescentes que nunca habrían fumado pero que se caen en la adición a la nicotina mediante el consumo de los e-cigarrillos

M. LÓPEZ - @abc_salud Madrid23/01/2017 15:13h - Actualizado: 23/01/2017 18:11h.

Aún a día de hoy existe una gran controversia sobre los riesgos y beneficios asociados con el uso de los cigarrillos electrónicos –o e-cigarrillos–. Y es que si bien, tal y como han sugerido algunos estudios, podrían ser una herramienta eficaz para ayudar a los fumadores a dejar el tabaco ‘convencional’, parece claro que estos e-cigarrillos no son, ni mucho menos, inocuos. Un aspecto a tener muy en cuenta dado que podrían resultar altamente perjudiciales para las personas jóvenes y adolescentes, que como ya alertara el gobierno estadounidense son cada vez más asiduas a consumir estos productos. Y a todo ello se suma que, como concluye un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California en San Francisco (EE.UU.), cada vez es mayor el número de adolescentes que nunca habrían fumado pero que sí se han iniciado en el ‘vapeo’, cayendo de esta manera en el consumo de productos del tabaco –o lo que es lo mismo, con nicotina–. Y todo ello sin que se haya constatado un descenso en la cifra de ‘fumadores tradicionales’ entre la población adolescente.

Como explica Lauren Dutra, directora de esta investigación publicada en la revista «Pediatrics», «en nuestro trabajo no hemos visto ninguna evidencia de que los e-cigarrillos estén causando una disminución del consumo de cigarrillos entre los adolescentes. Y si bien algunos de estos menores ‘vapeadores’ también fumaban cigarrillos, hemos observado que chicos que presentaban un bajo riesgo de iniciarse en el consumo de nicotina con los cigarrillos convencionales están usando los e-cigarrillos».

Legislación, que no vapeo

Los e-cigarrillos desembarcaron en el mercado estadounidense entre los años 2007 y 2009. Unos productos cuya compra quedó vetada desde el pasado mes de agosto para los menores de edad –y para los menores de 21 años en el estado de California– por orden de la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA). Es más; la FDA obligará que los e-cigarrillos porten una etiqueta alertando de la naturaleza adictiva de la nicotina a partir del mes de agosto del próximo año.

Y todas estas medidas, ¿han protegido a los adolescentes del uso de estos productos? Pues parece que no. La razón se explica, cuando menos parcialmente, por la total ausencia de regulación por la FDA sobre los sabores de los e-cigarrillos –lo que sí sucede con el tabaco convencional–, lo que hace que resulten muy atractivos a los ojos de los jóvenes.

El resultado es, como muestra este estudio llevado a cabo con más de 140.000 alumnos de educación secundaria y bachillerato de Estados Unidos, que la cifra de adolescentes fumadores y ‘vapeadores’ en 2014 fue significativamente superior a la de fumadores tradicionales en 2009. Un dato que si bien refleja que el número de consumidores de cigarrillos tradicionales ha descendido entre los jóvenes en la última década, también confirma que el de los usuarios de los electrónicos se ha disparado.

Entonces, ¿la aparición de los e-cigarrillos ha provocado una reducción de la cifra de fumadores convencionales, cuando menos entre la población adolescente? Pues tampoco. Como alude Lauren Dutra de forma tajante, «los recientes descensos en el hábito tabáquico entre los jóvenes se deben principalmente a los esfuerzos en la regulación y control de los productos del tabaco, no a los e-cigarrillos».

Diferente vía, misma nicotina

En definitiva, el estudio muestra que los jóvenes que no hubieran caído en el tabaco tradicional jamás hubieran consumido nicotina si los e-cigarrillos no existieran. O lo que es lo mismo, indican los autores, «los cigarrillos electrónicos están atrayendo a los jóvenes en bajo riesgo».

Como concluye Stanton A. Glantz, co-autor de la investigación, «los cigarrillos electrónicos están alentando, no desanimando, a los jóvenes a fumar y consumir nicotina, expandiendo así el mercado del tabaco».
JC
Moderador
 
Mensajes: 9095
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 01 Feb 2017, 23:23

ABC

ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR
El consumo de e-cigarrillos parece aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular
Un estudio muestra la asociación entre el consumo habitual de cigarrillos electrónicos y la aparición de factores de riesgo

A. OTERO - @abc_salud
Madrid | 01/02/2017 19:14h - Actualizado: 01/02/2017 19:17h.

Desde su irrupción en el mercado estadounidense en el año 2006, los cigarrillos electrónicos –o ‘e-cigarrillos’– han sido objeto de numerosos estudios para evaluar su eficacia como herramienta para dejar de fumar y, sobre todo, su seguridad. Y si bien las evidencias sugieren que podrían resultar útiles para ayudar a los fumadores a dejar el tabaco ‘tradicional’, cada vez parece más claro que, lejos de resultar inocuos, pueden resultar muy perjudiciales para la salud. De hecho, un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California en Los Ángeles (EE.UU.), el consumo de estos e-cigarrillos parece asociarse a un mayor riesgo de desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Como explica Holly R. Middlekauff, directora de esta investigación publicada en la revista «JAMA Cardiology», «nuestros hallazgos tienen implicaciones críticas para el riesgo cardiovascular a largo plazo asociado con el consumo habitual de e-cigarrillos y obligan a una reevaluación de la nicotina en aerosol y de sus metabolitos».
Malos para el corazón

Los cigarrillos electrónicos son cada vez más populares entre la población, muy especialmente entre los más jóvenes. Unos productos que a día de hoy cuentan con una cifra de 350.000 adeptos en nuestro país. Sin embargo, y a pesar de su uso creciente, poco se sabe sobre el efecto del ‘vapeo’ sobre la salud cardiovascular. Un aspecto muy a tener en cuenta dado que las enfermedades cardiovasculares son, con cerca de 17,5 millones de decesos anuales, la primera causa de mortalidad en todo el planeta.

Así, y dado que no cabe ninguna duda de que los cigarrillos ‘tradicionales’ son malos, muy malos, para el corazón y el conjunto del sistema cardio y cerebrovascular, el nuevo estudio no comparó los efectos de los e-cigarrillos frente a los del tabaco convencional, sino frente a la ausencia de consumo de cualquier producto del tabaco –clásico o electrónico.

Concretamente, los autores contaron con la participación de 23 ‘vapeadores’ habituales, esto es, con un consumo diario de e-cigarrillos y durante un período mínimo de un año, y de 19 voluntarios que, igualmente ‘sanos’ y con edades comprendidas entre los 21 y los 45 años, nunca habían fumado ni vapeado.

Los resultados mostraron que los usuarios de cigarrillos electrónicos mostraban un incremento de la actividad simpática cardiaca –básicamente, un aumento de los niveles de adrenalina en el corazón– y del estrés oxidativo. O lo que es lo mismo, se asociaban a la presentación de factores de riesgo que, ya bien conocidos en el caso del tabaco convencional, aumentan la probabilidad de aparición de enfermedad cardiovascular.

Como indica Holly Middlekauff, «la nicotina, que es el ingrediente bioactivo principal en el aerosol del e-cigarrillo, puede provocar, junto a sus metabolitos, efectos fisiológicos adversos no reconocidos y sostenidos que conducen a un mayor perfil de riesgo cardiovascular en los usuarios habituales de cigarrillos electrónicos».

Hacen falta más datos

Entonces, la aparición de estos factores de riesgo de enfermedad cardiovascular observada en los resultados, ¿puede directamente atribuirse a la nicotina u otros productos contenidos en los e-cigarrillos? Pues no, dado que como reconocen los propios autores, se trata de un único estudio y, además, con una muestra muy pequeña, lo que no permite extraer conclusiones del tipo ‘causa y efecto’. Pero es, al menos, un primer estudio.

Como concluyen los autores, «necesitamos realizar más investigaciones para evaluar los potenciales efectos adversos sobre la salud cardiovascular asociados al uso de e-cigarrillos».
JC
Moderador
 
Mensajes: 9095
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 16 Mar 2017, 00:48

Redacción Médica

Cambiar tabaco por 'vapeo' no reduce el riesgo de sufrir un ictus
La exposición al cigarrillo electrónico provoca peores resultados de apoplejía y déficit neurológico, según un estudio

Redacción
Miércoles, 15 de marzo de 2017, a las 15:00

El vapor del cigarrillo electrónico plantea un riesgo igual o incluso mayor que fumar tabaco para empeorar un accidente cerebrovascular, según concluye un estudio preliminar realizado en ratones que estuvieron entre diez y treinta días inhalando tanto al vapor del cigarrillo electrónico como el humo del cigarro normal.

Los investigadores encontraron que los ratones expuestos al vapor del cigarrillo electrónico tuvieron peores resultados de apoplejía y déficits neurológicos que los expuestos al humo de tabaco normal. Además, la exposición al cigarrillo electrónico disminuyó la captación de glucosa en el cerebro, que alimenta la actividad cerebral.

Tanto la exposición al cigarrillo electrónico como al humo del tabaco durante este periodo perjudicó significativamente los niveles circulantes de una enzima necesaria para la coagulación, aumentando el riesgo de accidente cerebrovascular y empeorando la lesión cerebral secundaria.

Los investigadores de este trabajo, expertos de ‘Texas Tech University’, en Estados Unidos, presentan las conclusiones de este estudio en la Conferencia Internacional de Ictus 2017, organizada por la Asociación Americana del Corazón.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9095
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 29 Mar 2017, 22:02

Somos Pacientes

Estudio en ‘Tobacco Control’
Los e-cigarrillos cuadruplican el riesgo de los adolescentes de acabar fumando

Publicado el 29 de Marzo de 2017 a las 16:00 por Somos Pacientes

Los adolescentes que utilizan cigarrillos electrónicos –o ‘e-cigarrillos’– tienen un riesgo hasta cuatro veces mayor de acabar fumando en un plazo de tan solo 12 meses. Es más; el empleo de estos dispositivos electrónicos no es eficaz para ayudar a la población adolescente a dejar el tabaco. Así lo muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Michigan en Ann Arbor (Estados Unidos) y publicado en la revista Tobacco Control.

En palabras del doctor Richard Miech, director del estudio, “nuestros hallazgos refuerzan la evidencia creciente que indica que los adolescentes que utilizan e-cigarrillos tienen mayor riesgo de empezar a fumar que aquellos que no usan estos dispositivos. En consecuencia, los adolescentes que utilizan estos productos deben ser considerados como personas en alto riesgo de fumar en el futuro”.

Mayor riesgo de tabaquismo

Para realizar el estudio, los investigadores analizaron la información aportada sobre su consumo de tabaco y/o cigarrillos electrónicos por un total de 347 alumnos estadounidenses en su último año de instituto –en 2014– y al cabo de 12 meses.

Los resultados mostraron que la prevalencia del consumo de e-cigarrillos en los últimos 30 días fue hasta un 50% superior a la del tabaco convencional. Una mayor frecuencia que se explica, según apuntan los autores, por la percepción por la población adolescente de que los cigarrillos electrónicos no suponen ningún riesgo para la salud.

Como indica el doctor Miech, “los adolescentes que utilizan estos dispositivos pueden llegar a creer que fumar no es peligroso si no detectan ningún efecto inmediato sobre su salud derivado del vapeo. Y a ello se aúna que los adolescentes vapeadores también pueden ser más propensos a juntarse con adolescentes fumadores, lo que les pone en una situación de mayor riesgo de acabar fumando».

En consecuencia, y mientras el riesgo de fumar tabaco tradicional durante los siguientes 12 meses fue de un 7% en el caso de los adolescentes que no utilizaban estos productos, este porcentaje se elevó hasta el 31% en el caso de los usuarios de e-cigarrillos.

Es más; los resultados también muestran un riesgo más de dos veces superior asociado al consumo de e-cigarrillos de recaer en la adicción al tabaco entre los adolescentes ex fumadores asociado al consumo de e-cigarrillos –63% frente al 27%–. Unos resultados, asimismo, que no pudieron demostrar que estos dispositivos sean una herramienta eficaz para ayudar a los adolescentes a dejar de fumar.

Como concluye el doctor Miech, “los adolescentes fumadores que utilizaron cigarrillos electrónicos tuvieron la misma probabilidad de haber seguido fumando durante el siguiente año que los que no vapearon. Además, es posible que el vapeo induzca a los adolescentes ex fumadores a volver a fumar”.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9095
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 22 May 2017, 20:45

La Voz de Galicia

Neumólogos avisan que el cigarrillo electrónico puede crear adicción al tabaco
Denuncian además que se promocionan este tipo de vapeadores con sabores para incitar a jóvenes no fumadores

EFE
22/05/2017 18:21

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha alertado este lunes que las personas no fumadoras que usan cigarrillos electrónicos pueden caer en la adicción al tabaco y ha denunciado que se promocionan este tipo de cigarrillos con sabores para incitar a jóvenes no fumadores.

Según el coordinador del Área de Tabaquismo de la SEPAR, José Ignacio de Granda Orive, los cigarrillos electrónicos pueden exponer a quien los usa a sustancias químicas y toxinas a niveles que pueden causar efectos adversos para la salud.

Los neumólogos consideran preocupante que crezca el número de fumadores de cigarrillos electrónicos, llamados 'vapeadores'.

Según datos de las asociaciones de empresas del sector del cigarrillo electrónico, en España existen unos 350.000 usuarios y es un mercado que está consolidando su crecimiento.

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que funcionan con baterías que calientan un líquido para producir un vapor que los usuarios inhalan, y han evolucionado como un grupo de productos desde su primera entrada en el mercado en el 2003.

Existen 'vapeadores' de primera generación que se parecen a los cigarrillos, hasta dispositivos de segunda y tercera generación que permiten a los usuarios modificar características del dispositivo.

«Esta amplia variación en los productos y la capacidad de los usuarios para personalizar su experiencia hace que sea difícil evaluar la seguridad y la eficacia de los cigarrillos electrónicos como un grupo», ha señalado De Granda.

Aunque la creencia es que los cigarrillos electrónicos son probablemente menos dañinos que los cigarrillos de tabaco porque exponen a los usuarios a menos productos químicos tóxicos, el neumólogo ha advertido que no hay pruebas suficientes para cuantificar la reducción del riesgo.

Por eso, ha considerado «necesaria una investigación de alta calidad en esta área», por lo que ha organizado un simposio en el marco del 50º Congreso SEPAR, donde el próximo 3 de junio se tratarán los pros y los contras de los cigarrillos electrónicos.

El simposio, dirigido a neumólogos, cirujanos torácicos, internistas, generalistas, profesionales de enfermería y fisioterapeutas tiene como objetivo profundizar con cuatro expertos internacionales en la seguridad y las posibilidades para ayudar a dejar de fumar de los cigarrillos electrónicos.

Según De Granda, actualmente no hay pruebas suficientes para demostrar que los cigarrillos electrónicos son eficaces para ayudar a las personas a dejar de fumar. «No deberíamos hablar de productos más o menos tóxicos para la salud, sino de productos tóxicos para la salud», ha dicho el neumólogo.

«Desde el ámbito sanitario no nos parece un producto adecuado para su uso, ya que perjudica la salud y produce enfermedades. No es inocuo, es algo tóxico. Aconsejamos a los fumadores que quieren dejar su adicción que pidan una visita con su médico porque es quien les puede aconsejar sobre cómo hacerlo», ha subrayado.

Según la SEPAR, los cigarrillos electrónicos no están libres de riesgo y pueden exponer a los usuarios a sustancias químicas y toxinas a niveles que puedan causar efectos en la salud, como disolventes que pueden formar compuestos tóxicos o cancerígenos cuando se vaporizan.

«Aunque estos se encuentran en concentraciones más bajas que en los cigarrillos de tabaco -reconoce De Granda-, los estudios han encontrado que a las dosis en las que se encuentran en los cigarrillos electrónicos son perjudiciales para la salud y algunos son cancerígenos».
JC
Moderador
 
Mensajes: 9095
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Re: BBB-CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Notapor JC » 25 Oct 2017, 22:33

eldiario.es

El Parlamento británico examina el impacto para la salud de los vaporeadores

EFE - Londres
25/10/2017 - 10:32h

La Comisión de Ciencia y Tecnología del Parlamento británico analizará el impacto en la salud y la idoneidad de la normativa vigente sobre los cigarrillos electrónicos, entre el aumento de su consumo en el Reino Unido, anunció hoy el presidente, Norman Lamb.

Lamb señaló que hay "lagunas significativas" en la investigación referente a estos e-cigarrillos, que unos tres millones de personas -cuatro veces más que en 2012- utilizan en este país como alternativa al tabaco.

"Son vistos por algunos como herramientas valiosas para reducir el número de personas que fuman cigarrillos 'convencionales', pero otros señalan que están 'renormalizando' el hábito de fumar entre las generaciones más jóvenes", dijo el parlamentario del Partido Liberal Demócrata.

Lamb subrayó además que hay "incógnitas sobre los efectos en la salud a largo plazo" de estos inhaladores, motivo por el que no se incluyen de momento entre los métodos recomendados por el servicio nacional de salud (NHS) británico.

El cigarrillo electrónico o e-cigarrillo, que a menudo tiene forma de pipa o cigarro, es un sistema inhalador que funciona con una resistencia y una batería que calientan y vaporizan una solución líquida, que puede contener nicotina u otras sustancias.

Muchas personas los utilizan como parte del proceso de dejar de fumar, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de que no hay estudios suficientes sobre la toxicidad de estos e-cigarrillos.

El Gobierno británico ha incluido este año los vaporeadores en la campaña anual Stoptober del mes de octubre para dejar de fumar, visto el incremento de su uso y la proliferación de tiendas dedicadas a su venta en este país.
JC
Moderador
 
Mensajes: 9095
Registrado: 09 May 2006, 05:26
Ubicación: Barcelona

Anterior

Volver a Noticias

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron