¿Quién es fumador pasivo?
Es quien, sin fumar voluntariamente, respira aire contaminado por humo de tabaco, incluyendo en éste tanto el exhalado por los fumadores que están su alrededor, como por el resultante de la combustión de los cigarrillos.
¿Representa riesgos para la salud ser fumador pasivo?
Sí y muchos. Está científicamente probada la relación entre determinadas enfermedades y la condición de fumador pasivo. La OMS (Organización Mundial de la Salud) considera el aire contaminado por humo de tabaco como un cancerígeno (sustancia que produce cáncer).
¿Qué enfermedades se relacionan con la condición de fumador pasivo?
Afecciones respiratorias, enfermedades cardiovasculares, oculares, varios tipos de cáncer, etc. Mira en la sección "artículos de periódicos" para saber más sobre esto.
¿Hay algún sector de la población más vulnerable que otro a los efectos del aire contaminado por humo de tabaco?
Sí, los niños (incluyendo los que todavía están en el seno materno), ancianos, personas que han recibido un transplante de pulmón, personas con afecciones respiratorias (asma, bronquitis, EPOC..), patologías oculares (como la 'sequedad ocular'), alergias, enfermos de todo tipo...
¿Hay estadísticas oficiales en España sobre la mortalidad que causan enfermedades relacionadas con la condición de fumador pasivo?
Sí. Los datos que maneja el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad para el año 2002, estimaron entre 1.228 y 3.237 las muertes atribuibles a la exposición al humo ambiental de tabaco (HAT) en no fumadores (en el trabajo y el hogar). Por lo tanto morirían por esta causa entre 3 y 9 personas diariamente. Así, en 2007 y según los últimos estudios científicos más conservadores que sólo tienen en cuenta los dos tipos de enfermedades más frecuentes (cardiovasculares y cáncer de pulmón) ) la mortalidad atribuible a fumar pasivamente sería de cerca de 3.000 personas según un estudio realizado por investigadores de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) y el Instituto Catalán de Oncología (ICO), entre otras instituciones o a 3.500 según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). De manera desglosada y según el primero de los estudios, se producen un total de 1.228 casos de muertes al año debido a la exposición en el trabajo y en el hogar mientras que la exposición en lugares de ocio supone la muerte de 1.642 personas. Por otro lado el tabaco causa más de 50.000 muertos anualmente en nuestro país teniendo en cuenta la población fumadora activa. A mayor escala, se estima una pérdida anual de cerca de 80.000 personas a nivel de la Unión Europea a 25 según el estudio dirigido en 2002 por el doctor Konrad Jamrozik de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Queensland y del cual se hizo eco la Comisión Europea en su Libro Verde ?Hacia una Europa libre de humo de tabaco: opciones políticas a nivel de la Unión Europea?.
¿Se respetan en España las prohibiciones de fumar de la legislación vigente?
Según un estudio realizado por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), en 2004 el 75% de los lugares públicos libres de humo incumplía la legislación antitabaco (puedes leer la noticia completa en la sección 'Artículos de periódico'). Sin embargo, las últimas medidas de prohibición y el incremento de la concienciación de los fumadores pasivos hace que cada vez el cumplimiento sea mayor gracias a que cada vez más ciudadanos exigen el respeto a sus derechos.
¿Advierte la industria tabaquera a sus clientes de que el aire contaminado por humo de tabaco afecta gravemente la salud de los no fumadores?
La industria tabaquera se ha caracterizado por ocultar esta información y, en contra de una abrumadora evidencia científica, minimiza los efectos nocivos que el humo de tabaco ambiental tiene entre los que no fuman.
¿Son efectivos los sistemas de ventilación en espacios cerrados (oficinas, restaurantes, centros comerciales?) para eliminar las sustancias perjudiciales del aire contaminado por humo de tabaco?
Los sistemas de ventilación no están preparados para eliminar el humo. Su principal función es la de limitar la acumulación de CO2 que las personas exhalan y eliminar los olores. Un sistema de ventilación necesita al menos tres horas para eliminar el 95 % del humo de un solo cigarrillo... y el 5% que queda es todavía nocivo. Airear una habitación no hará más que diluir el humo sin volver el aire más sano, dado que no existe un nivel de seguridad conocido de exposición a los cancerígenos. Reservar una habitación exclusivamente para los fumadores es una situación válida, con tal de que ese lugar esté provisto de un sistema de aireación independiente.
Existe una sola forma de eliminar el humo de tabaco del aire en lugares cerrados: suprimir la fuente de contaminación.
Aparte de los efectos nocivos sobre la salud, ¿ser fumador pasivo presenta otros inconvenientes?
Sí. Los fumadores pasivos están expuestos al mal olor del tabaco, que se impregna rápidamente en la ropa y en el pelo. . En este sentido, algunos estudios hablan de humo de "tercera mano" y que estaría formado por los contaminantes provenientes de los residuos del humo presentes en la ropa. Esta cuestión es particularmente importante en aquellas madres o padres fumadores que no fuman en presencia de sus hijos pero que si suelen tenerlos en brazos, por ejemplo. Las colillas, que tantas veces se arrojan al suelo, representan un serio problema de higiene pública. Son una de las formas más comunes de basura en nuestros pueblos y ciudades.
Con frecuencia, los fumadores justifican no dejar de fumar en lugares públicos aduciendo que también los coches contaminan las ciudades. ¿Cómo responder a esto?
No es muy lógico ser consciente de los riesgos de la polución medioambiental y pasar por alto que el tabaco es uno de los productos que más contamina en el ámbito individual, tanto por el humo como por la basura que produce. Por otro lado, en infotabaquismo.com (un servicio de GlaxoSmithKline) se asegura literalmente que "la persona que fuma, al inhalar el humo del tabaco, introduce en sus pulmones unas concentraciones tóxicas 400 veces superiores a las máximas toleradas en las plantas industriales que soportan mayor polución ambiental. La acumulación de monóxido de carbono en el aire espirado por un fumador es entre 30 y 50 veces superior a la de una persona que no fume y viva en una ciudad sometida a unos altos niveles de contaminación atmosférica." Si te interesa este asunto, puedes leer una noticia sobre cómo el humo de tabaco parece ser más nocivo que las emisiones de coches diésel en la sección 'Artículos de periódico'.
¿Qué ventajas hay en el ámbito laboral cuando las empresas se convierten en espacios libres de humo?
Las ventajas de una política de no fumar en una empresa son múltiples:
¿Tiene sentido reclamar un puesto de trabajo libre de humos de tabaco?
Muchas personas pasan más tiempo en el trabajo que en cualquier otro sitio, y los que trabajan en oficinas u otros lugares donde el tabaco no está limitado solamente a las horas de descanso, pueden estar expuestos al humo del tabaco que hay en el ambiente durante toda la jornada laboral. Teniendo en cuenta que muchas personas tienen una vida laboral de 40 años o más, la exposición en el trabajo al humo del tabaco durante todo este tiempo puede resultar considerable. Obligar a alguien a respirar aire contaminado por humo de tabaco mientras trabaja es una forma más de acoso laboral, y causa frecuentemente bajas por depresión.
En esta pugna entre los que defienden su derecho a la salud y su derecho a consumir tabaco, ¿quién tiene las de ganar?
Indudablemente, los que defendemos nuestro derecho a vivir sin humo de tabaco. Es cuestión de tiempo. Cada vez más países desarrollados se van sumando a la lista de los que prohíben el consumo de tabaco en TODOS los lugares públicos. Hasta ahora los principales países europeos y otros de diferentes partes del Mundo ya han prohibido el consumo de tabaco en estos lugares. Existen numerosos ejemplos, entre los que destacan países como Irlanda, Noruega, Italia, Francia, Reino Unido, Turquía, México, Uruguay, etc.
¿Me podrían resumir los puntos principales de la Ley 42/2010 y qué modificaciones ha introducido en la Ley 28/2005?
El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha emitido un documento informativo que responde a esa pregunta.
¿Son seguros los cigarrillos electrónicos? ¿Ayudan a dejar de fumar?
No se ha demostrado ni la inocuidad de esos dispositivos ni su utilidad para dejar de fumar: Los cigarrillos electrónicos, de moda - Cigarrillo electrónico: no para dejar de fumar - Informe del CNPT sobre los cigarrillos electrónicos